CINEBLOG.NET

 

Kevin Smith - 1995 - 'Mallrats'Después del gran éxito de la ultrarrentable “Clerks” (1994), Kevin Smith volvió por los mismos fueros en “Mallrats” (segunda parte de la ‘trilogía de Nueva Jersey’, que se cerraría con “Persiguiendo a Amy”, 1997): diálogos frescos y atrevidos (que contrastaban con el nihilismo depresivo de la ‘Generación X’, con la que Smith compartía edad), personajes un tanto caricaturescos que no consiguen adaptarse a la ‘edad adulta oficial’, cinefília, amor por los cómics y un humor más o menos inofensivo pero aderezado con algo de escatología, sexo algo burdo y frikismo. Pero, el film no logró el éxito esperado (aunque, por supuesto, se ha convertido en imprescindible cine de culto de los 90), tal vez por alejarse un tanto del realismo agridulce de “Clerks” y embarcarse en lo que Kevin Smith consideraba una comedia romántica, tan divertida y desenfrenada como improbable (ese Bob el Silencioso con el abrigo lleno de gadgets).

El film sigue a dos amigos a los que acaban de dejar sus novias: a T.S. (Jeremy London) lo ha dejado Brandi (Claire Forlani) y a Brodie (Jason Lee), lo ha dejado René (Shannen Doherty). Con la ayuda de Jay y Bob el Silencioso (Jason Mewes & Kevin Smith), sabotearán el programa de televisión que el padre de Brandi rueda en el centro comercial para así recuperar a sus novias.

Con una kilométrica lista de referencias cinematográficas, a la cultura popular y al film precedente, un largo registro de cameos y pequeños papeles (Stan Lee, Ethan Suplee, Ben Affleck, Brian O’Halloran, …) y una actitud gamberra y entrañablemente simpática “Mallrats”, a pesar de tener innumerables defectos narrativos que la convierten en poco consistente (otro tema a parte es el doblaje, con errores flagrantes), es un genial cóctel de distintos tipos de comedia: romántica, friki, satírica, de fumetas, de enredo, absurda o de cartoon; que contiene algunos momentos verdaderamente divertidos (como el programa final), ¿qué más se puede pedir?

 

– Para los que puedan perdonar a Kevin Smith ciertos fallos de forma y fondo.

– Imprescindible para cualquier friki que se precie de serlo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies