CINEBLOG.NET

 

Hayao Miyazaki - 1986 - 'El castillo en el cielo'El tercer largometraje de Hayao Miyazaki (tras las aventuras de Lupin en “El castillo de Cagliostro”, 1979, y la adaptación de su propio manga “Nausicaä del Valle del Viento”, 1984) se convirtió en la primera referencia del catálogo de los Estudios Ghibli e hizo de Miyazaki una de las grandes promesas de anime en Japón (antes del éxito mundial de su siguiente film: “Mi vecino Totoro”, 1988). El director y guionista japonés puso en funcionamiento toda su inventiva visual y argumental mezclando la literatura de aventuras (el nombre original del castillo, Laputa, proviene de “Los viajes de Gulliver” de Jonathan Swift) con sus habituales referencias a las leyendas religiosas y la estética que amalgama ciertas épocas y lugares de la historia europea; todo en un relato repleto de fantasía y acción (esas multitudinarias persecuciones imposibles que se habían convertido en una constante de su serie “Sherlock Holmes”, 1984-85).

Sheeta es una joven que posee una extraña piedra que parece esconder el secreto de Laputa, un castillo flotante construido por una ancestral y olvidada civilización. El gobierno y una serie de piratas aéreos persiguen a Sheeta para arrebatarle la piedra, pero un joven héroe casual, Pazu, ayudará a Sheeta a librarse de sus perseguidores y encontrar el Castillo en el Cielo, en el cual se esconden misterios que nunca habrían imaginado.

Miyazaki vuelve a demostrar su amor por la aeronáutica (y lo haría numerosas veces después, con “Porco Rosso”, 1992, “El castillo ambulante”, 2004, o su despedida del cine: “El viento se levanta”, 2013) en esta joya de la animación tradicional que ya contaba con una hermosa partitura de Joe Hisaishi (compositor fetiche de Miyazaki). Perfección técnica y artística (aunque sus animadores aún estaban muy apegados a la fórmula de las series de los 70) durante dos horas de entretenimiento de primera y complejidad temática.

 

– Para completistas de la filmografía del maestro nipón.

– Imprescindible para los que ya se conozcan todos los cuentos tradicionales occidentales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies