CINEBLOG.NET

 

Curtis Hanson - 2000 - 'Jóvenes Prodigiosos'El irregular director estadounidense Curtis Hanson, que parecía haberse especializado en sólidos thrillers (“Malas influencias”, 1990, o “La mano que mece la cuna”, 1992) logró tocar el cielo hollywoodiense gracias a la estupenda “L.A. Confidential” (1997), por la cual estuvo nominado al Oscar como director y consiguió el Oscar al mejor guión. Aquello supuso un punto de inflexión en su carrera, y en la búsqueda de material para volver a dirigir se topó con la irónica y divertida segunda novela de Michael Chabon, que se convirtió en esta comedia agridulce sobre el proceso de creación artística en la que encontramos estupendas interpretaciones (de personajes muy bien perfilados psicológicamente), un sentido del ritmo y una trama herederos de las ‘screwball comedies’ y todo un festín de referencias literarias y cinéfilas.

Grady Tripp (Michael Douglas), profesor universitario de escritura creativa, se enfrenta a una crisis creativa (no logra terminar su novela) tras el éxito, siete años atrás, de su primera novela. Su editor Terry Crabtree (Robert Downey Jr.) lo presiona para que termine la novela y termina interesándose en un libro que ha escrito uno de los alumnos de Grady: James Leer (Toby Maguire). Grady, que además tiene una aventura con la rectora de la universidad (Frances McDormand) además de ser perseguido por una alumna (Katie Holmes), se unirá a James Leer en una loca trama con una prenda de Marilyn Monroe de por medio.

El enrevesado, pero inteligente, guión y cierta sordidez y amoralidad en sus temas, fue lo que probablemente hizo que “Jóvenes prodigiosos” fuese un fracaso de taquilla. Aunque lo cierto es que estamos ante una de esas joyas reivindicables de la comedia más entretenida con las intenciones y reflexiones más profundas; en las que su tono ligeramente amargo no hace sino intensificar el valor del film por encima de otras propuestas de ‘comedia de enredo’ que también intentan desmarcarse de lo habitual en el género.

 

– Para amantes de agudas y divertidas adaptaciones literarias.

– Imprescindible para los que echan de menos la inteligencia de las comedias de enredo de antaño.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies