CINEBLOG.NET

 

Charles Chaplin - 1928 - 'El Circo'El último film estrictamente mudo de Charles Chaplin (a pesar de que el no hablaría hasta “Tiempos Modernos”, 1936, cantando una canción en un lenguaje inventado) es, como todos sus otros largometrajes, una obra maestra del humor y la sensibilidad; un prodigio de gags cómicos y profundidad emocional. Chaplin siempre habla de lo que conoce y el circo le viene como anillo al dedo para contar los entresijos del mundo del espectáculo: las alegrías y las tristezas de la vida interior del artista, la cual siempre queda en un segundo plano ante el público y sus ganas de diversión. Las inevitables pinceladas de romance y drama que Chaplin solía utilizar en sus films para conformar ese equilibrio (magistralmente utilizado por la Pixar en la actualidad) entre la lágrima y la risa que convertía sus películas en divertidas, emocionantes y complejas; tiene aquí ese tono melancólico de una mirada atrás, a esos tiempos en los que Chaplin iba de un lado a otro con su familia, antes de transformarse de la noche a la mañana en un fenómeno mediático.

El entrañable vagabundo que recibía el nombre de Charlot es perseguido por la policía (algo muy habitual) y en la huida va a parar al circo, donde los dueños deciden contratarlo. Pero Charlot no es gracioso en si, sino que es su torpeza la que provoca que, tras tropezar con algo, la gente se ría. Aprovechando esto, Charlot se convierte en la estrella del circo.

Antes de los problemas de Chaplin con el Comité de Actividades Antiamericanas, el cómico inglés ya sufrió el acoso de la Agencia federal de recaudación fiscal; pero este no fue el único problema del rodaje de “El Circo”, sino que también coincidió con el divorcio de Chaplin de Lita Grey, la muerte de su madre o el desastroso incendio que retrasó el estreno ocho meses. Pero, problemas a parte, el film se convirtió en un éxito sin precedentes, logrando un Oscar honorario por ‘su versatilidad y genio en la actuación, guión, dirección y producción’; siendo uno de los grandes ejemplos de la maestría acrobática y el talento dramático de uno de los más icónicos ‘autores’ de la historia del cine.

 

– Para buscadores de las mejores comedias del cine mudo.

– Imprescindible para cualquier cinéfilo (sobre todo para los que no gustan del cine ‘viejo’).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies