CINEBLOG.NET

 

Alfred Hitchcock - 1944 - 'Náufragos'A pesar de llegar a EE.UU. como el gran director inglés del momento (gracias a “39 escalones”, 1935, o “Alarma en el expreso”, 1938, entre más de 20 largometrajes) y de hacerlo con la obra maestra “Rebeca” (1940) y el Oscar a la mejor película; Alfred Hitchcock se empeñaba en demostrar que era un director atrevido, que gustaba de experimentar, de probar con diversos géneros (lo intentó sin éxito en la comedia romántica con “Matrimonio original”, 1941) y de jugar con los resortes del suspense y la tensión cinematográfica. “Náufragos” fue uno de esos esfuerzos encomiables por ser original y por despojar la trama de los máximos elementos superficiales posibles; y el resultado es uno de los grandes thrillers de situación de la historia, un claustrofóbico y paranoico estudio psicológico sobre la sospecha, la verdad y el engaño que, si bien fracasó en el momento de su estreno, se ha convertido con el tiempo en uno de los films más icónicos del director inglés.

Durante la II Guerra Mundial, tras ser torpedeado un barco estadounidense por un submarino alemán, los supervivientes se encuentran en medio del Atlántico a bordo de un bote salvavidas. Entre los ocho se encuentra una periodista (una Tallulah Bankhead que acapara casi toda la atención), un empresario (Henry Hull), un marino (William Bendix) o una joven que aún lleva en brazos a su hijo muerto (Heather Angel). Todo se complicará cuando recojen a un soldado alemán (Walter Slezak).

Hitchcock aprovecha al máximo el reducido espacio del que dispone con intensos e ingeniosos diálogos y recursos que intensifican el hacinamiento (prácticamente nunca vemos el bote desde el exterior, lo que nos lleva a una puesta en escena plagada de primeros planos), el aislamiento (no utiliza música ambiental, solo suena lo que los personajes cantan o tocan, como en el Dogma 95) y la indeterminación (gracias a un argumento, sobre un texto no publicado de John Steinbeck, en el que todo el mundo tiene secretos).

 

– Para amantes de los giros argumentales.

– Imprescindible para estudiosos de los resortes narrativos del suspense.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies