CINEBLOG.NET

 

Francesco Rosi - 1962 - 'Salvatore Giuliano'Antes de que Mario Puzo relatase sus aventuras en ‘El Siciliano’ (1984) y Christopher Lambert se prestase a interpretarlo en el film homónimo de Michael Cimino; uno de esos directores comprometidos forjados en el Neorrealismo Italiano, Francesco Rosi (“Las manos sobre la ciudad”, 1963, “El caso Mattei”, 1972) ya había convertido en película el complejo mundo que rodeaba a Salvatore Giuliano, considerado por el historiador marxista Eric Hobsbawm como el ‘último bandido del pueblo’. Rosi, fiel a sus orígenes, utiliza la vida (y la muerte) de esta especie de Robin Hood moderno para vertebrar un retrato de la relación entre el poder político y el crimen organizado en Sicilia, y mostrar como esto es la causa principal de que la región fuese de las más pobres de toda Italia. La concienzuda recontrucción histórica que lleva a cabo Rosi (y su equipo de guionistas: Suso Cecchi D’Amico, Enzo Provenzale y Franco Solinas) y la reflexión crítica que desarrolla convirtieron “Salvatore Giuliano” en el punto de partida del ‘Cine Político Italiano’ (donde destacaron Elio Petri, Bernardo Bertolucci o Gillo Pontecorvo).

El film comienza con la muerte de Giuliano, tras la cual retrocedemos en el tiempo hasta la posguerra, asistiendo al nacimiento del movimiento por la independencia de Sicilia a la vez que comienzan a oirse las primeras andanzas delitivas del ausente (nunca llegamos a ver a Salvatore Giuliano con vida) protagonista del film. En la segunda parte, Rosi se centra en la búsqueda del asesino de Giuliano.

Ejercicio de realismo comprometido, en el que el director juega con la estructura narrativa (podemos ver su influecia incluso en el “J.F.K.”, 1991, de Oliver Stone), situándose a medio camino entre el documental y la ficción, y muestra al famoso bandido, despojándolo del romanticismo que las masas le habían dado, como un títere al servicio de los intereses políticos y económicos de los que estaban en el poder (lo que lleva a Italia a una serie de problemas sociales).

 

– Para amantes de las crónicas socio-políticas del siglo XX.

– Imprescindible para interesados en el cine político de calidad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies