CINEBLOG.NET

 

John Woo - 1997 - 'Cara a cara'

Tras revolucionar el cine de acción hongkonés gracias a un estilo en el que la poesía visual y la violencia extrema se entremezclaban a base de cámaras lentas y argumentos de thriller policiaco con reminiscencias shakesperianas (“El asesino”, 1989, “Una bala en la cabeza”, 1990, o “Hard Boiled”, 1992), John Woo se trasladó a EE.UU. y comenzó una sólida carrera en el cine de acción que culminó en la delirante “M.I.-2 (Misión imposible 2)” (2000). Tras las apreciables “Blanco humano” (1993) y “Broken Arrow” (1996), John Woo se unió a John Travolta (recuperado recientemente por Tarantino) y Nicolas Cage (que tras ganar el Oscar por “Leaving Las Vegas”, 1995, de Mike Figgis se había convertido en un ‘action hero’) para rodar este impresionante espectáculo pirotécnico, de argumento imposible y escenas de acción geniales (con el sello Woo, claro está), en el que una serie de carismáticos personajes prototípicos protagonizan uno de los más bizarros juegos de ‘el gato y el ratón’ de la historia del cine.

El agente del FBI Sean Archer (John Travolta) decide cambiarse la cara con el comatoso terrorista Castor Troy (Nicolas Cage), el cual mató años atrás a su hijo. Sean planea infiltrarse en la organización de Castor para evitar que detonen unas peligrosas bombas. Pero mientras Sean intenta ganarse a los amigos de Castor en la cárcel, el verdadero Castor despierta y obliga al cirujano a que le ponga la cara de Sean.

El confuso juego de rostros entre Cage y Travolta (ambos interpretan a los dos personajes) es otro de los alicientes de esta entrañable y ultraviolenta locura fílmica que hará las delicias de los amantes del cine de acción ochentero (ese en el que aún no existían los efectos digitales). John Woo, fiel a sus formas (fue el primer film en Hollywood donde tuvo todo el control creativo), mezcla la acción más estilizada con un trasfondo dramático en torno al matrimonio y la familia; además de desarrollar, más si cabe, las ingeniosas coreografías de esa subcategoría de las artes marciales a la que llaman ‘gun fu’ (básicamente el kung fu con pistolas).

 

– Para los que echan de menos el cine de acción más improbable y adrenalínico.

– Imprescindible para interesados en las ramificaciones del cine de acción de Hong Kong.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies