CINEBLOG.NET

 

Hayao Miyazaki - 1979 - 'El castillo de Cagliostro'Después de curtirse como realizador con “Lupin” (1971-72) y “Conan, el niño del futuro” (1978), el maestro del anime Hayao Miyazaki debutó en el cine con este largo protagonizado por el elegante, irónico, pícaro, aventurero de buen corazón y ladrón de guante blanco, Arsenio Lupin III (heredero del ladrón decimonónico creado por Maurice Leblanc en 1905). A diferencia de todos sus largometrajes posteriores, aquí Miyazaki tenía que manejarse con material ajeno: el manga de Monkey Punch. A pesar de esto, “El castillo de Cagliostro” es una trepidante y divertida pieza de culto de la animación japonesa en la que podemos detectar ya las constantes narrativas y estéticas de la obra de Hayao Miyazaki (esa visión idealizada, casi fantástica de Europa que utiliza por ejemplo en “Porco Rosso”, 1992; los radicales ángulos de cámara; o esa manera electrizante de hacer moverse a los personajes; sin ovidar sus fabulosas y multitudinarias persecuciones que parecen sacadas de “El mundo está loco, loco, loco”).

Lupin y su amigo barbudo y pistolero Jigen, atracan un casino en Monte Carlo, pero cuando miran el botín se dan cuenta de que el dinero es una falsificación de muy alta calidad. La pista del dinero falso los llevará hasta el ducado de Cagliostro, un pequeño país controlado por un temible conde, al que protege un grupo de asesinos que se hacen llamar las ‘sombras’. La guapa Fujiko, el espadachín Goemon y hasta el archienemigo de Lupin, el inspector Zenigata, ayudarán a averiguar lo que pasa en Cagliostro.

Aunque en su momento los fans de los cómic y la serie original no recibieron muy bien el film (tal vez por como se había filtrado el arte de Miyazaki en los personajes y situaciones), fue ganando popularidad con posteriores reestrenos gracias a su estimulante mezcla de comedia física, acción imposible (excelente secuencia inicial) y aventuras exóticas que relacionan a Lupin con héroes como James Bond o Indiana Jones; siendo una fuente de influencia incalculable en el cine de aventuras y la animación posterior.

 

– Para amantes de joyas poco conocidas de la animación.

– Imprescindible para incondicionales del anime y de Miyazaki.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies