CINEBLOG.NET

 

Dario Argento - 1970 - 'El pájaro de las plumas de cristal'El primer film como director del maestro Dario Argento supuso una revolución en el cine de género al inaugurar, con permiso de Mario Bava o Lucio Fulci, oficialmente el ‘giallo italiano’ (subgénero inspirado en el cine de terror, el thriller y el pulp que supuso un antecedente directo de lo que a finales de la década se llamó ‘slasher’). El film es la primera entrega de la llamada ‘trilogía zoológica’ (completada por “El gato de las nueve colas” y “Cuatro moscas sobre terciopelo gris”, ambas de 1971) en la que Argento desarrolló su particular visión del cine criminal a base de suspense, sangre, atmósferas claustrofóbicas y un gusto por la estética que lo llevó a componer planos marcadamente pictóricos además de otros recursos habituales del director como los planos subjetivos o las cámaras lentas.

El film con cuenta como un escritor norteamericano llamado Sam Dalmas (Tony Musante), que está a punto de volver a a su país desde Italia, presencia como un misterioso agresor apuñala a una joven. El Inspector Morosini (Enrico Maria Salerno) alerta al escritor que puede tratarse de un asesino en serie que ya ha matado a tres chicas. Sam decide comenzar a investigar el caso.

Dario Argento (con la inestimable ayuda, nada menos que, de la asfixiante banda sonora de Ennio Morricone y la fotografía de un joven Vittorio Storaro), juega con el subconsciente del espectador introduciendo pistas subliminales sobre el sorprendente (aunque hay a quien no se lo parezca) desenlace del film; logrando que su escaso presupuesto y su cariz de cine de explotación no enturbien la propuesta cinematográfica, sino que la caractericen (de tal manera que un film giallo de alto presupuesto sería casi un despropósito). Ejercicio malsano, retorcido y enfermizo de cine de género autoconsciente (es inútil tomársela demasiado en serio) que traslada el espíritu del Hitchcock más desatado a la desfachatez laberíntica y la magia visual de unos años 70 que fueron muy prósperos para el terror.

 

– Para buscadores de subgéneros jugosos a los que hincar el diente.

– Imprescindible para los que ya conozcan obras posteriores como “Rojo Oscuro” o “Tenebre” (y le gusten).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies