CINEBLOG.NET

 

Oliver Stone - 1987 - 'Wall Street'Afianzado en Hollywood tras lograr el Oscar al mejor director por su anterior film (“Platoon”, 1986) y en homenaje a su padre (que había sido ‘broker’ en los tiempos de la Gran Depresión), Oliver Stone dirigió (y coguionizó) este drama ambientado en el mundo de las altas finanzas que desarrollaba una serie de dilemas morales en torno a la cultura del exceso que se vivió en los 80 tras la crisis económica y anímica de los 70. Más que desarrollar una crítica social y económica directa hacia el capitalismo y el gobierno, Stone (que nunca ha sido conocido por sus sutilezas) da una lección realista de ética mostrando el cinismo y la codicia de una serie de personajes que ven en el libre mercado la oportunidad de enriquecerse sin importarles qué fines se utilicen para ello; todo ello sin olvidarse de entretener, convirtiendo el ritmo frenético de la bolsa y las luchas de intereses entre empresas o sindicatos su modelo narrativo.

El film sigue a Bud Fox (Charlie Sheen, cuando aún era un prometedor actor dramático), un joven y ambicioso agente de bolsa que es contratado por uno de sus ídolos: un magnate sin escrúpulos y con una filosofía maquiavélica llamado Gordon Gekko (Michael Douglas, que logró el Oscar al mejor actor). En su nuevo trabajo bud tendrá que elegir entre ganar dinero o su integridad moral.

Oliver Stone hace lo que mejor sabe hacer, mostrar el lado más desagradable del ‘American Way of Life’ (el sin sentido de la guerra de Vietnam de su ‘trilogía bélica’, la corrupción política en “Nixon”, 1995, o la parcialidad y la conveniencia de los medios de comunicación en “Asesinos natos”, 1994), anticipando que se convertiría en uno de los directores ‘incómodos’ asentados dentro de la industria. La banda sonora de Stewart Copeland (ex-miembro de The Police), la fotografía del siempre estupendo Robert Richardson (ganador de 3 Oscars y colaborador casi exclusivo de Scorsese, Tarantino y Stone) y un reparto lleno de caras conocidas (Martin Sheen, en un papel de némesis moral de Gordon Gekko, Terence Stamp, Daryl Hannah, James Spader, …); aumentan el interés de este implacable retrato de la cultura ochentera del éxito.

 

– Para recuperar a un Charlie Sheen en su mejor momento interpretativo.

– Imprescindible para cinéfilos interesados en los movimientos económicos que han desembocado en la crisis del siglo XXI.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies