CINEBLOG.NET

 

Larry Clark - 1998 - 'Al final del edén'La filmografía de Larry Clark (así como su obra fotográfica), a pesar de ser adorado por cierto sector de la crítica, se caracteriza por ser incómoda, hiperrealista e independiente; por estar compuesta por una serie de retratos a contracorriente de la juventud más desorientada e inadaptada. En “Al final del Edén” (su segundo film tras el escándalo provocado por “Kids”, 1995) introdujo un elemento insólito en su cine: personajes adultos (estupendos James Woods y Melanie Griffith) que funcionan como ‘maestros’ o iniciadores de los jóvenes en su particular descenso a los infiernos de la droga y la delincuencia. Larry Clark utiliza un estilo crudo y violento para contarnos la que es probablemente la historia más convencional de su filmografía (basada en una novela semiautobiográfica de Eddie Little), un film criminal de ‘pareja en fuga’ por duplicado en el que cada pareja funciona como imagen de la otra en un momento temporal distinto.

Bobbie (Vincent Kartheiser) es un joven ladronzuelo enganchado a las drogas que vive junto a su novia Rosie (Natasha Gregson Wagner) y un amigo (Branden Williams) en un pequeño apartamento. Un día, tras ser herido en una pelea con un guardia jurado, se une a Mel (James Woods) y a su novia Sid (Melanie Griffith) para robar en una clínica. Aunque el atraco parece ir bien, las cosas se complicarán a la hora de vender el botín.

Clark ha sido acusado de ser demasiado efectista y morboso, pero lo cierto es que al director de Tulsa le gusta mostrar esos comportamientos, esas vidas y esas historias que remueven al espectador, que no dejan indiferente a nadie; es un provocador, pero también es un nostálgico de la juventud, consciente del lado trágico de sus personajes pero atraído inexorablemente por sus maneras autodestructivas, osadas y puras. Lenguaje malsonante omnipresente, la sordidez de la degradación humana (física y mental) y la amoralidad de esta descarriada búsqueda del ‘Paraíso’ desagradará al espectador más remilgado, pero eso no quiere decir que noe stemos ante un film de autor valiente y diferente.

 

– Para amantes de las historias criminales empapadas en heroína.

– Imprescindible para acercarse a la difícil filmografía de Larry Clark.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies