CINEBLOG.NET

 

Jean-Luc Godard - 1964 - 'Bande apart'Como en su ópera prima “Al final de la escapada” (1960), el prolífico y radical director francés Jean-Luc Godard (uno los más importantes representantes de la Nouvelle Vague) se sirve de una historia criminal en la línea del cine negro clásico para construir un influyente experimento cinematográfico que homenajea a los ‘autores’ de la época dorada de Hollywood a la vez que se regocija en un nuevo lenguaje cinematográfico fundado sobre la cinefília, el gusto por la cultura popular y la interacción con otras disciplinas artísticas. Godard describió el film como una versión kafkiana de ‘Alicia en el País de las Maravillas’; tal vez sea una comparación un tanto forzada pero lo que está claro es que es una declaración de amor al cine (‘dame una pistola y una chica y te haré una película’ decía). Godard dio rienda suelta a su innovador estilo narrativo y su catálogo de elementos metalingüísticos (ese minuto de silencio o ese ‘moderno=tradicional’ que la profesora de inglés escribe en la pizarra, por no hablar de la ruptura de la 4ª pared).

Odil (la musa de Godard, Anna Karina) es una joven que vive con su tía en un caserón. Un día conoce a Franz (Sami Frey) en unas clases de inglés y pronto se hacen amigos. Junto a Arthur (Claude Brasseur), deciden robar en casa de su tía, influenciados por su pasión por las novelas pulp norteamericanas (el propio film está basado en una de esas novelas, escrita por Dolores Hitchens).

El genio francés comienza la película con unos títulos de crédito que ya te ponen en perspectiva de que lo que vas a ver no es ni mucho menos normal para 1964; luego se van sucediendo una serie de secuencias memorables (como la visita al Louvre en nueve minutos) que nos muestran una juventud un tanto ingenua que busca el ‘dinero fácil’ y termina como un cuento de hadas pasado por el filtro de la intersubjetividad de Godard (no exenta de cierta crítica social). Quentin Tarantino tomó algo más que el nombre para su productora de esta película (por ejemplo la escena del Baile Madison es un claro antecedente del baile entre Travolta y Thurman en “Pulp Fiction”).

 

– Para cualquiera que aún tenga prejuicios contra el cine francés.

– Imprescindible para todos los admiradores del cine de Tarantino.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies