CINEBLOG.NET

 

Federico Fellini - 1965 - 'Giulietta de los espíritus'Cada vez más alejado de la sobriedad de “La Strada” (1954), el cine de Federico Fellini se iba haciendo cada vez más barroco y complejo. Así, “Giulietta de los espíritus” funciona como bisagra entre su período en blanco y negro, el cual se había caracterizado por cierto realismo y argumentos lineales, aunque había concluido con la caleidoscópica “Fellini 8½”; y su época en color, en la que el lado onírico y estéticamente excesivo del director italiano se desbocó (en films como “Fellini Satiricon”, 1969, o “Amarcord”, 1973). Fellini confecciona un retrato de la burguesía y sus valores a través de vivos colores (estupendo el vestuario y la escenografía) que esconden miedos y miserias, utilizando ese estilo, que se convertiría en característico de su cine, en el que los recuerdos, los sueños y la realidad se entrecruzan.

Giulietta (Giulietta Masina) y Giorgio (Mario Pisu) son un matrimonio de la alta burguesía. Para celebrar su aniversario deciden hacer una fiesta en su lujosa villa de las afueras de Roma. Pero su relación no pasa por su mejor momento, Giulietta sospecha que su marido la engaña, lo que la lleva a métodos poco ortodoxos para averiguar si aún puede salvar su matrimonio.

7 años después de “Las noches de Cabiria”, Fellini vuelve a regalar a su musa (y esposa) Giulietta Masina un papel donde lucir su ternura e inteligencia (no volverían a trabajar juntos hasta 1986 en la nostálgica “Ginger y Fred”). Aunque en Italia fue vapuleado por una crítica un tanto retrógrada aún anclada en el ya desgastadas vanguardias realistas, el film fue muy bien acogido por la crítica internacional que aclamaba a Fellini como uno de los grandes autores del cine europeo, con una manera única de concebir el cine (en aquella época ya contaba con 8 nominaciones al Oscar como director y guionista; la Palma de Oro en Cannes lograda por “La dolce vita”, 1960; el León de Oro en Venecia; y sus films habían ganado 3 Oscars a la mejor película extranjera).

 

– Para interesados en toda clase de cine poco convencional.

– Imprescindible para los que ven el cine como un recipiente donde volcar el mundo interior de su autor.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR