CINEBLOG.NET

 

Paul Verhoeven - 1987 - 'Robocop'Tras alcanzar el éxito desde su holanda natal (“Delicias Turcas” de 1973 fue nominada al Oscar a la mejor película extranjera y “Eric, oficial de la reina”, 1997, consiguió el Globo de Oro en esa categoría) y rodar en España la coproducción “Los señores del acero” (1985), Paul Verhoeven viajó a EE.UU. para dirigir un guión sobre un policía robótico que convertiría en un clásico instantáneo, en una de las joyas de los videoclubs de los 80. Cargada de mala leche, humor negro, brutalidad y violencia, malos muy malos y buenos ambiguos, corporaciones diabólicas y efectos especiales sucios y sangrientos, Paul Verhoeven se llevó la historia a su terreno dotándo al film de un halo de superproducción europea entre el cómic (Rank Xerox por ejemplo) y la distopía social (operación que realizaría también en “Desafío Total”, 1990).

En un Detroit futuro asolado por el crimen, Alex J. Murphy (Peter Weller) es un policía íntegro que forma pareja con la oficial Anne Lewis (Nancy Allen). Un día es asesinado por una banda liderada por el cruel Clarence J. Boddicker (Kurtwood Smith). Pero un experimento del gobierno, que pretende crear policías robot, lo devuelve a la vida por medio de piezas robóticas. Aunque supuestamente no debería recordar nada de su pasado, Alex comienza a surgir del frío y preciso cuerpo de Robocop.

Todo un festín metálico-biológico que pone en tela de juicio los avances tecnológicos, critica la influencia de las grandes empresas en la sociedad o expone el consabido enfrentamiento ‘hombre vs máquina’, siempre con un ritmo y un cachondeo envidiables, con implacables y sangrientas escenas de acción que Verhoeven no parece tomarse excesivamente en serio, una estupenda elección de actores y diálogos, personajes y situaciones que no son más que clichés del cine policíaco (el director holandés los usa sin prejuicios en un divertido espectáculo pulp que nod eja indiferente a nadie). El remake dirigido por José Padilha está a años luz de este cómic ultraviolento de ciencia-ficción.

 

– Para los amantes de la acción, la ciencia-ficción y la parodia sangrante.

– Imprescindible para estudiosos de la influencia europea en Hollywood.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies