CINEBLOG.NET

 

Joss Whedon - 2005 - 'Serenity'Antes de finalizar su gran éxito catódico “Buffy, cazavampiros” (1996-2003), Joss Whedon (hoy día popular como director de “Los Vengadores”, 2012) creó otro hito televisivo que mezclaba el espíritu de Star Wars, el cine del oeste, cierta frescura shakesperiana, el manga y lo oriental (tal vez un guiño a “Blade Runner”), Indiana Jones, el cine de piratas y las comedias gamberras de aventuras: “Firefly” (2002-03) fue cancelada antes de emitir el episodio 12, pero Whedon tuvo la oportunidad de trasladar el espíritu de la serie original (y los personajes protagonistas) a esta divertidísima aventura de ciencia-ficción repleta de guiños a los clásicos del género y gags dignos de una sarcástica sitcom.

Después de una guerra civil intergaláctica, EE.UU. y China se han aliado para gobernar el Universo conocido. El capitán Malcolm Reynolds (Nathan Fillion), un mercenario entre Robin Hood y Han Solo, se convirtió en mercenario tras perder la guerra y ahora se dedica a viajar por el espacio en la nave Serenity llevando a cabo misiones fuera de la ley junto a su heterogénea tripulación. La Serenity se las tendrá que ver con los soldados de la Alianza y con los Ravers, una violenta raza de alienígenas, cuando acepte a bordo a una fugitiva del gobierno (Summer Glau).

A pesar de contar con un presupuesto muy ajustado (que se nota en sus efectos especiales un tanto televisivos), la festiva banda sonora de David Newman, un estupendo reparto (Chiwetel Ejiofor, Adam Baldwin o David Krumholtz) y la portentosa imaginería visual y conceptual de Joss Whedon (guionista además de “Toy Story”, 1995, “Alien Resurrection”, 1997, o “La cabaña en el bosque”, 2012) logró la más simpática propuesta cinematográfica de ciencia-ficción de los últimos 30 años; un film de culto que con sus tópicos pero carismáticos personajes y sus situaciones poco originales pero trepidantes, graciosas o emocionantes se ha convertido en la mejor alternativa para los defraudados por las nuevas trilogías de Star Wars (“Firefly” fue un ejercicio post-moderno similar al que supuso “La Guerra de las Galaxias” en su momento, compuesto por elementos de la cultura popular recurrentes en la psique de su creador).

 

– Para amantes del buen cine de entretenimiento y la ‘space opera’.

– Imprescindible para entender como llegó Joss Whedon al frente de “Los Vengadores”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies