CINEBLOG.NET

 

Walter Hill - 1975 - 'The Warriors'El polémico (e insobornable) cineasta californiano Walter Hill había dirigido ya un par de ejercicios de estilo que homenajeaban géneros cinematográficos clásicos pasándolos por su poesía violenta y testosterónica (“El luchador”, 1975, y “Driver”, 1978); con “The Warriors” (titulada en España “Los amos de la noche”) fue más allá mezclando dos clichés temáticos aparentemente inconciliables, dotando a un argumento de épico peplum griego de la estética y modales del cine de bandas juveniles. Cine de acción setentero con un ritmo trepidante, una atmósfera siniestra y fantasmagórica, personajes icónicos (como el catálogo de bandas), diálogos cortantes, espíritu pulp de serie B (su presupuesto fue mínimo y su posproducción arrebatada), música de la que se te graba en el cerebro, una épica urbana envidiable y una carencia de elementos superfluos que convierten a “The Warriors” en una joya de culto.

El regreso a Grecia desde Asia Menor de Jenofonte y la Expedición de los Diez Mil en el siglo V a.C. es trasladada a la Nueva York de los 70 (según la novela de Sol Yurick), plagada de bandas tuneadas, siniestras paradas de metro, callejones peligrosos y parques solitarios. Los Warriors deberán recorrer las 20 millas que separan Central Park de Coney Island en una noche mientras todas las bandas de la ciudad los buscan porque piensan que han asesinado a un importante líder.

Walter Hill presenta la historia de una manera precipitada pero entrañable y narra la angustiosa persecución como si de un videojuego se tratase (a lo que ayuda la melodía casi electrónica de Barry De Vorzon), introduciendo además la figura del coro griego, que relataba las andanzas del héroe clásico, en forma de sugerente locutor de radio; tal y como los videojuegos de la época, “The Warriors” es un film compacto y con poco trasfondo, sencillo y adictivo, con héroes que no paran de correr hacia delante y un villano psicopático y desquiciado (un excesivo David Patrick Kelly) al que tendrán que derrotar en la última pantalla.

 

– Para cualquiera que eche de menos el cine de los 70.

– Imprescindible para los que gustan de la Historia Clásica revisitada.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies