CINEBLOG.NET

 

Brian De Palma - 1974 - 'El fantasma del paraíso'Esta revisitación de los mitos del Fantasma de la Ópera y Fausto en clave rock se ha convertido en una pieza clave en los musicales de los 70 (al año siguiente se estrenaría “The Rocky Horror Picture Show” de Jim Sharman) y del cine de terror de la década, así como convertir a su personaje principal (El Fantasma) en todo un icono popular. Un excesivo barroquismo estético y musical envuelve este extraño batiburrillo de géneros y referencias dirigido por Brian De Palma (“Carrie”, 1976, “Los intocables de Eliot Ness”, 1987, o “Mission: Impossible”, 1996) y orquestado por un Paul Williams pasado de vueltas. Una crítica a la industria discográfica que se adelantó a la explosión del punk, se cebó con Led Zeppelin o New York Dolls y dejó para la posteridad una estupenda banda sonora entre la ópera rock, la psicodelia y la sórdidez agresiva de los 70.

Winslow Leach (William Finlay) es un cantante y compositor que forma parte del grupo The Juicy Fruits. Cuando el pérfido productor cinematográfico Swan (Paul Williams, compositor también de la música del film) los escucha piensa que es perfecto para su próxima actuación en su propio teatro (El Paraíso), así que roba la música y la hace pasar por suya.

A medio camino entre el acercamiento nostálgico a los monstruos clásicos de la Universal y la ópera rock más transgresiva, “El Fantasma del Paraíso” ha trascendido su condición de colección de referencias cinematográficas y musicales surgidas de las febriles mentes (ancladas en el cine de gérero serie B y en el pop-rock) de Brian De Palma y Paul Williams, para ser considerada una de las obras de culto más veneradas de los años 70. Cine posmoderno, de antes de que se hablase de tal, con un gran diseño de decorados del debutante Jack Fisk (habitual de Paul Thomas Anderson, David Lynch o Terrence Malick) que además de ser un estimulante collage homenaje a la literatúra gótica europea nos brinda un espectáculo grandilocuente y visceral, divertido e irónico, que nos sumerge en un extraño y sugerente mundo de malos implacables y buenos atormentados.

 

– Para todos los que les guste el buen Rock & Roll de los 70.

– Imprescindible para los amantes de las Óperas Rock.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies