CINEBLOG.NET

 

1991

La odisea shakesperiana de dos chaperos por las calles de un Portland que parece suspendido en el espacio-tiempo destila tragicomedia en las manos de un Gus Van Sant (“Drugstore Cowboy”, 1991, “El indomable Will Hunting”, 1997, o “Elephant”, 2003) cargado aún de ideas frescas. El desaparecido River Phoenix borda a su ‘Enrique IV’ barriobajero varado en un amor imposible; y Keanu Reeves demuestra porqué prometía tanto el mismo año que rodó tambíen un thriller de acción (“Le llaman Bodhi” de Kathryn Bigelow) y una comedia descerebrada (“El viaje alucinante de Bill & Ted” de Peter Hewitt). Utilizando recursos de las ‘road movies’, del drama existencial y del cine de vanguardia, Van Sant nos sumerge en un cuento moderno, lírico y cruel, que funciona como parábola de la necesidad de afecto, de tener raíces y un hogar.

Mike (River Phoenix, que logró la Copa Volpi al mejor actor en el Festival de Venecia) es un joven triste y tímido que sobrevive prostituyéndose, tiene narcolepsia y vive obsesionado con el recuerdo de su madre. Scott también ‘hace la calle’, pero su vida ha sido muy distinta: pertenece a una familia acomodada, así que su permanencia en la calle responde más a la rebeldía que a la necesidad. Juntos emprenderán un viaje para encontrar a la madre de Mike.

La mirada de Gus Van Sant es cruda pero a la vez cálida, sumergiendo al espectador en un mundo de crímenes, drogas duras, marginación social y perturbadores traumas sin dejar de mostrar cariño por sus personajes, esbozando esa poesía enrarecida que el director ha logrado en sus mejores acercamientos al mundo de la juventud sin futuro. Aunque el gusto del director de “Mala Noche” (1986) por los aspectos visuales y de estilo (evocando desde Orson Welles hasta William S. Burroughs) puede lastrar un poco el film, no hay duda de que nos encontramos ante uno de los hitos del cine independiente de los 90; y posiblemente el mejor trabajo de River Phoenix (a la gran química que tenía con Keanu Reeves), que mantiene el film con su nostálgico y tierno personaje.

 

– Para todos los que no conozcan el trabajo de River Phoenix.

– Imprescindible para los que disfrutan con el cine independiente de calidad.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies