CINEBLOG.NET

 

Robert Aldrich - 1962 - '¿Qué fue de Baby Jane?'

Antes de convertirse en uno de los estandartes del cine bélico y de acción en los 60 y 70 (gracias a “Doce del patíbulo”, 1967, o “Comando en el mar de China”, 1970), Robert Aldrich (que ya se había paseado con éxito por diversos géneros, desde westerns como “Veracruz”, 1954, al cine negro bizarro de “El beso mortal”, 1955) dirigió impecablemente este drama oscuro y perturbador sobre sueños rotos, envidias y rencores. Bette Davis y Joan Crawford (cuya enemistad en la vida real solo era superaba por su excelente química en la ficción) dan un recital interpretando a dos hermanas ancianas en clave de terror gótico americano y psicológico en esta crítica a Hollywood y a la ‘cultura de la fama’ que enfrentaba a dos auténticos mitos del cine de la edad dorada; instrumentos perfectos para hablarnos de la cara más retorcida y mísera del mundo del espectáculo.

El film nos presenta a las niñas Jane y Blanche, dos estrellas infantiles. Al principio es Jane la que tiene éxito, pero, años despúes, vemos que en realidad es Blanche la que ha triunfado como actriz en Hollywood. La carrera de Blanche se ve truncada por un accidente de tráfico y tres décadas después vemos a unas ancianas Jane (Bette Davis) y Blanche (Joan Crawford), la cual está postrada en una silla de ruedas, viviendo juntas en un tenebroso caserón.

Los años 60 fueron una época en la que comenzaban a tambalearse los cimientos del Hollywood clásico, en la que la contracultura se habría paso a base de desmitificar ese universo idílico que se había conformodado a partir de las películas de los 40 y 50. Todo en el film está destinado a introducir al espectador en una decadente atmósfera claustrofóbica: desde las expresionistas interpretaciones de las protagonistas a la tétrica fotografía de Ernest Haller, de la inquietante melodía de Frank De Vol a la contundente puesta en escena de Robert Aldrich. Un retorcido y brutal juego que tiene en las relaciones familiares su mejor baza para explorar psicológicamente las relaciones de amor-odio.

 

– Para cualquiera que piense que no va a envejecer bien.

– Imprescindible para todos los que gusten de la crítica disfrazada de cine de terror.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies