CINEBLOG.NET

 

Nicolas Roeg - 1971 - 'Walkabout'Tras debutar en la dirección cinematográfica con la bizarramente pop “Performance” (1970), el extravagante Nicolas Roeg se fue a Australia a rodar esta atípica cinta de aventuras a medio camino entre los relatos de iniciación y la investigación antropológica, dando indicios ya de una carrera que se convertiría en una de las más inclasificables de la historia del cine (con films tan diversos como “Amenaza en la sombra”, 1973, “El hombre que cayó a la tierra”, 1976, o “La maldición de las brujas”, 1990). Roeg consigue trascender sus bellos escenarios naturales (el propio director se ocupó de la fotografía), la sutileza y la sencillez de su argumento en torno a la contraposición entre dos maneras diferentes de entender la naturaleza, la humanidad y la vida (una trama que casi podemos considerar un subgénero en sí misma); consiguiendo una experiencia única que nos sumerge en una experiencia vital.

Dos niños perdidos (Jenny Agutter y Luc Roeg) en el inhóspito desierto australiano, tras el suicidio de su padre, convivirán con un joven aborigen (David Gulpilil, que posteriormente se haría popular por “Cocodrilo Dundee”, 1986) que se encuentra realizando su ‘walkabout’ (rito por el que los adolescentes se separan de la tribu para pasar meses en contacto con la naturaleza y con su pasado).

“Walkabout” es film plagado de simbolismos (que establecen paralelismos entre la sociedad ‘civilizada’ y las costumbres ancestrales de las sociedades tradicionales), imágenes poderosas y contundentes que van creando también un catálogo de la fauna y la flora de la Australia profunda. Roeg revisita el concepto de ‘buen salvaje’ de una manera realista pero afectada en una lírica entre la psicodelia emocional y el relato ‘flahertiano’; además de confeccionar una inteligente crítica hacia las ‘enfermedades sociales’ que padece la sociedad moderna y una oda optimista pero melancólica hacia los rasgos más instintivos del ser humano (como va surgiendo entre los protagonistas la comunicación a pesar de pertenecer a dos mundos opuestos).

 

– Para cualquiera que no haya ido a los desiertos australianos.

– Imprescindible para quien esté buscando aventuras diferentes.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies