CINEBLOG.NET

 

Monte Hellman - 1971 - 'Carretera asfaltada en dos direcciones'El imaginativo artesano de serie B Monte Hellman (forjado en la factoría de Roger Corman, solo trabajó para un gran estudio en este film) realizó la más destacable de entre todas sus películas de culto en 1971 (aunque el film fue un fracaso en el momento de su estreno), cuando juntó a los músicos James Taylor y Dennis Wilson (batería de los Beach Boys), a la debutante Laurie Bird y al rudo veterano Warren Oates, para rodar una road movie minimalista, de argumento nihilista y casi esquemático, repleta de silencios y largos planos que que se explayan en la poesía de la imagen. El viaje a la nada que es la vida, o más particularmente, el viaje a la nada de la sociedad norteamericana que parecía haber perdido el rumbo ideológico de los 60 se personaliza en este film atípico y clásico de la contracultura de los 70 que mezcla el tono crepuscular del último cine de Peckinpah, las referencias generacionales de “Easy Rider” y las vanguardias cinematográficas de la época.

Dos jóvenes, conocidos simplemente como el conductor (James Taylor) y el mecánico (Dennis Wilson), van de pueblo en pueblo participando en carreras ilegales con su Chevrolet 150. En la Ruta 66 recogen a una autoestopista (Laurie Bird) y más adelante, en Nuevo Mexico, conocen a GTO (Warren Oates), un conductor veterano que los desafía a una carrera hasta Washington DC.

Como en otros films de aquellos años (“El tiroteo”, 1966, o “Gallos de pelea”, 1974), Monte Hellman se apoya en elementos del western para subvertir los géneros cinematográficos y confeccionar una reflexión sobre el ser humano y la sociedad que trasciende gracias a su implicitud (lo que se ha dado en llamar ‘Road Movie Existencial’). Un elegante ejercicio de estilo, metafórico y melancólico, inspirado en la mitología automovilística americana moderna, acompañado por una banda sonora que lo corrobora (The Doors, Arlo Guthrie o Kris Kristofferson) y los inabarcables paisajes abiertos de las carreteras estadounidenses.

 

– Para todos los que quieran ver algo diferente, homenaje al cine con mayúsculas y a la vez muchas veces homenajeada.

– Imprescindible para entender la idiosincrasia desencantada de los 70.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies