CINEBLOG.NET

 

William Wyler - 1965 - 'El coleccionista'William Wyler (“La loba”, 1941, “Los mejores años de nuestra vida”, 1946, o “La heredera”, 1949), ganador de tres Oscars que sólo 6 años antes había dirigido la monumental “Ben-Hur”, se embarcó en un proyecto mucho más intimista y vanguardista con esta co-producción entre USA y Gran Bretaña; una joya del thriller psicológico, atemporal y obsesiva, que ahonda en deseos universales y amorales desde la disección subversiva de las habituales relaciones románticas cinematográficas. Película de actores (tanto Stamp como Samantha Eggar lograron los premios de interpretación en Cannes) con un director magníficamente invisible (que demostró su maestría fuera de las superproducciones hollywoodienses, además de conectar con el espíritu de la época) y un tempo narrativo que va ‘in crescendo’ hasta una conclusión que levantó ampollas en su momento.

“El coleccionista” es la historia de un secuestro, la historia de Freddie (un estupendo Terence Stamp), un tímido y solitario joven que pasa de coleccionar mariposas a convertirse en un psicópata de la relación romántica forzada. Tras tocarle la lotería, Freddie decide secuestrar a Miranda (Samantha Eggar), una estudiante con la que está obsesionado mucho tiempo.

Un inspirado guión (basado en la novela de John Fowles) en el que el calculado suspense y la tensión sexual crean una atmósfera perturbadora y enrarecida que ayuda a perfilar unos excelentes retratos psicológicos. Una mirada profundamente romántica, desoladora y cruel a las fantasías masculinas (con el deseo de dominio como leit motiv central) que también se puede ver como una disección quirúrgica de los comportamientos de un desequilibrado, de un enfermo mental (si acaso esa enfermedad no es más que una metáfora en torno al machismo). Una película compleja y estimulante, que provoca repulsa y atracción por igual; con una puesta en escena elegante y una interpretaciones brillantes; una triste, angustiosa y bella banda sonora del maestro Maurice Jarre; y una influencia incalculable en el cine de ‘psicópatas secuestradores’; sin duda una obra maestra del cine, única y arriesgada.

 

– Para los que piensan que en el amor todo vale.

– Imprescindible para psicópatas románticos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies