CINEBLOG.NET

 

Robert Siodmak - 1946 - 'Forajidos'Partiendo de una premisa argumental muy recurrente en el cine negro, la aparente tranquilidad de un pequeño pueblo se ve alterada por la llegada de sicarios de la mafia en este film del artesano Robert Siodmak (otros de los estupendos realizadores de la edad dorada de Hollywood que llegó huyendo de la Alemania nazi), director de soberbias muestras de cine negro como “La escalera de caracol” (1945) o “El abrazo de la muerte” (1949). Una historia de Ernest Hemingway da pie a esta obra maestra del desenmascaramiento de secretos, con una Ava Gardner más ‘fatale’ que nunca y un debutante Burt Lancaster (como ‘el sueco’) antecedente de roles como el de Viggo Mortensen en “Una historia de violencia” (David Cronenberg, 2005); además de una impecable puesta en escena que, junto a la intrincada estructura a base de flashbacks, convierte el film en una experiencia cinematográfico que trasciende su propio género para adentrarse en la reconstrucción de un crimen tanto desde el punto de vista narrativo como psicológico.

Tras mostrarnos como un par de asesinos a sueldo matan a Ole ‘Sueco’ Anderson (Burt Lancaster), el film nos relata como un detective de un compañía de seguros (el gran Edmund O’Brien) investiga el crimen; desenmarañando el pasado de el ‘Sueco’ y averiguando el papel que en todo ello ha tenido la bella Kitty Collins (Ava Gardner).

“Forajidos” no es una mera adaptación del relato corto de Hemingway, sino que es una amplificación, un ingenioso ejercicio de exploración del pasado de los personajes de la historia original (la cual se agota en los 20 primeros minutos del film) que sirve como inmejorable excusa, no solo para romper con la estructura narrativa tradicional, sino para crear una influyente atmósfera que recorrería todo el cine negro posterior (gracias a la intrigante partitura de Miklós Rózsa y la contrastada fotografía de Elwood Bredell). Un estimulante rompecabezas criminal, con un ritmo envidiable y una serie de escenas que ya forman parte de la historia del cine (por ejemplo el atraco a la fábrica de sombreros).

 

– Para coleccionistas de parejas irrepetibles de la época dorada de Hollywood.

– Imprescindible para interesados en las obras maestras del cine negro.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies