CINEBLOG.NET

 

Bille August - 1987 - 'Pelle el conquistador'Aunque ya había obtenido premios en el circuito de festivales europeos, fue esta epopeya en torno a la dignidad humana la que lanzó a la fama al director danés Bille August (“La casa de los espíritus”, 1993, o “Adiós Bafana”, 2007), antes de convertirse en una especie de émulo fallido de Ingmar Bergman (uno de sus mejores films cuenta con un guión autobiográfico del director sueco: “Las mejores intenciones”, 1992). Un intenso drama realista y duro que ahonda en la pobreza y en las clases más desfavorecidas alzándose como un canto cinematográfico a la libertad, un voto de confianza en los sueños no solo como método de evasión, sino también como condición de posibilidad real. Todo envuelto en una producción impecable, unas soberbias interpretaciones (inigualable Max Von Sydow) y un espíritu que evoca algunos de los temas más importantes del cine ‘nórdico’ (los dilemas filosófico-existencialistas-religiosos que abordaron directores como Carl T. Dreyer o Jan Troell y revisitaron de una manera más trangresora los miembros del Dogma95).

A mediados del siglo XIX, Pelle (Pelle Hvenegaard) es un niño que llega junto a su padre (Max Von Sydow) a Dinamarca desde Suecia, buscando dinero para poder emigrar a EE.UU. Consiguen trabajo en una granja pero, lejos de ahorrar dinero, se encuentran atrapados por un sistema de trabajo que los convierte casi en esclavos.

La novela homónima de Martin Andersen Nexø, reconocido comunista, fue el material idóneo para que Bille August (como director y guionista) nos hablase de la explotación más infame y de las miserias de la clase trabajadora con crudeza pero siempre rodeado de una belleza impresionante (de sus escenarios naturales, pero también de la elegante realización, que puede resultar algo lenta para el impaciente público actual). Esta combinación (empujada a lo más alto por la actuación de Max Von Sydow y la química con el joven Pelle) hizo de “Pelle el conquistador” una de las mejores películas de 1987, logrando el Oscar a la mejor película extranjera o la Palma de Oro en Cannes.

 

– Para los que crean que una buena película tiene que tener una buena historia, buenas interpretaciones y buena realización.

– Imprescindible para interesados en las grandes producciones europeas de los 80.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies