CINEBLOG.NET

 

Terence Young - 1967 - 'Sola en la oscuridad'El director británico (aunque nacido en China) Terence Young fue durante más de tres décadas uno de los mejores artesanos todoterreno del cine de género (especializado en un cine de acción y aventuras no siempre de calidad) además de dirigir tres de los primeros films de James Bond (“Agente 007 contra el doctor No”, 1962, “Desde Rusia con amor”, 1963, y “Operación Trueno”, 1965). Con “Sola en la oscuridad” (basada en la obra de teatro de Frederick Knott), puso sus 20 años de experiencia al servicio de una trama de terror psicológico, de un thriller claustrofóbico y siniestro que va dosificando el suspense en un ‘in crescendo’ de tensión que pone al espectador en la piel de la desvalida protagonista (gracias a un excelente uso de los efectos sonoros, a la estupenda iluminación del mítico Charles Lang y a la misteriosa banda sonora de Henry Mancini).

Susy (Audrey Hepburn) es una mujer ciega casada con el fotógrafo Sam Hendrix (Efrem Zimbalist Jr.). Sam conoce en un avión a una joven modelo que le cambia una muñeca que ha comprado por otra con bolsas de heroina en su interior. Un implacable asesino (Alan Arkin) y un par de delincuentes de poca monta se encontrarán en el apartamento de Sam y Susy para recuperar la ‘mercancía’.

Audrey Hepburn volvia a intentar desmarcarse de las comedias románticas en las que el público estaba acostumbrado a verla, logrando una inquietante y angustiosa interpretación que obtuvo una nominación al Oscar. Terence Young demuestra un gran talento para la puesta en escena, aprovechando al máximo el reducido espacio del que dispone, diseñando un ejercicio arquitectónico de movimientos de cámara y planos suficientemente potente para mantener el interés durante todo el metraje. Cine sencillo, efectivo y entretenido (con esa atmósfera urbana entre la contracultura y la delincuencia que caracterizaba cierto cine de la época), con malos malísimos y protagonistas indefensos que terminan dando un golpe de efecto; una buena elección para una noche de cita.

 

– Para coleccionistas de las obras menos conocidas de mitos cinematográficos.

– Imprescindible para interesados en la realización en espacios reducidos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies