CINEBLOG.NET

 

Jeff Feuerzeig - 2005 - 'Devil and Daniel Johnston'Este recorrido por los entresijos del éxito y la locura a través de la carrera del cantautor de culto Daniel Johnston se convirtió instántaneamente en uno de los documentales más destacables del siglo XXI. La gran cantidad de material visual y sonoro que Johnston grabó a finales de los 70 y principios de los 80 componen un puzzle con el que entender el difícil camino de este joven eterno admirador de The Beatles y admirado por Sonic Youth. Un derroche de emociones y canciones que se funden y tocan la fibra sensible de cualquier amante de la música, esa música por la que Daniel Johnston siente pasión y que ha servido de leit-motiv y condición de existencia de su vida. Una impresionante defensa de la creación artística por encima de condiciones, prejuicios y taras; del arte como terapia, como método para exhortizar nuestros demonios interiores; el fin del debate sobre la trascendencia de la cultura popular.

Daniel Johnston es un joven que, a finales de los 70, comienza a grabar sus propias canciones en el garage de su casa, animado por su amor por The Beatles. El año en que abandonó su casa para ir a la universidad le diagnosticaron un trastorno bipolar que marcaría su vida y su carrera musical. Tras aparecer en 1985, en la MTV, su fama fue creciendo, convirtiéndose en una figura de culto adorada por estrellas como David Bowie o Kurt Cobain.

Pero el film de Jeff Feuerzeig no solo es un entrañable, trágico y conmovedor retrato de la vida de uno de los cantautores más peculiares de la historia, sino también una mirada a diversos aspectos de la vida en EE.UU., desde el fanatismo religioso a la ‘cultura de la fama’. Daniel Johnston es un artista atormentado que desarrolla en sus canciones temas diversos como el perenne duelo entre el bien contra el mal, el amor no correspondido, los superhéroes, …; un trovador desequilibrado pero concienzudo, que el film nos muestra como una suerte de caballero andante que ha de enfrentarse a su propia mente para poder dejar salir las ansiedades y las alegrías que le bullen dentro.

 

– Para cualquiera que piense que la vida siempre es más grande que el cine.

– Imprescindible para los interesados en biografías musicales sui generis.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies