CINEBLOG.NET

 

José María Forqué - 1962 - 'Atraco a las tres'En 1951, José Antonio Nieves Conde inauguró el nuevo cine español con “Surcos” bajo la vanguardista sombra del Neorrealismo italiano; durante la década de los 50, los éxitos de Luis García Berlanga y la repercusión de las Conversaciones de Salamanca despertaron a toda una generación de cineastas que cambiaron el panorama cinematográfico nacional a base de films realistas e irónicos cargados de crítica social. Jose María Forqué (“Maribel y la extraña familia”, 1960, o “Un millón en la basura”, 1967) fue uno de esos directores que a pesar de comenzar su carrera en el cine tradicional (folclórico y exaltador de los valores del franquismo) fue mostrando durante la década que sus intereses iban más allá de las acartonadas producciones protagonizadas por divas del cante. “Atraco a las tres” supuso el cúlmen de su filmografía: una divertidísima comedia de aires neorrealistas que muestra la realidad social española a la vez que nos sumerge en una trama de puro cine negro (que se inspiraba en “Rufufu”, 1958, de Mario Monicelli, la cual parodiaba “Rififí”, 1955, de Jules Dassin) impregnada por el carácter español.

Fernado (un magnífico José Luis López Vázquez) es el cajero de un banco que planea fingir un atraco y robar el dinero del banco. Fernado convence al conserje (Cassen), a una secretaria (Gracita Morales) o a empleados como el vividor Benítez (Manuel Alexandre) para que se unan al atraco, aunque la operación no serán tan sencilla como la ha planeado Fernando.

Su impagable reparto (Alfredo Landa, Rafaela Aparicio, Agustín González o Lola Gaos también aparecen en el film), su cinéfila trama criminal, su comprometido sentido del humor, el buen hacer de Forqué y lo bien que ha funcionado siempre entre los espectadores (a pesar de que no gustó a los ignorantes distribuidores de la época) han convertido a “Atraco a las tres” en una de las piezas más apreciadas de la comedia española de todos los tiempos. Una película emblemática que supo conjugar los nuevos aires del cine patrio, la preocupación social y el entretenimiento más jocoso.

 

– Para los que gustan de recuperar el buen cine clásico español.

– Imprescindible para interesados en la asombrosa generación de cómicos cinematográficos españoles de los años 50-60.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies