CINEBLOG.NET

 

George Pal - 1960 - 'El tiempo en sus manos'Basada en “La máquina del tiempo” de H.G. Welles, “El tiempo en sus manos” es una excelente muestra de ciencia-ficción victoriana, de cine de aventuras temporales, film de culto que intentaba acercarse a los viajes en el tiempo desde una perspectiva realista (con reflexión sociológica y ecologista incluida) con lo último en efectos especiales y maquillaje (el director húngaro George Pal era un especialista en animación y trucajes cinematográficos; en 1944 había logrado un Oscar honorario por las mejoras técnicas desarrolladas en sus cortometrajes y volvería a demostrar su talento en “El maravilloso mundo de los hermanos Grimm”, 1962, o “7 faces of Dr. Lao”, 1964). Un lúdica y entrañable mirada al futuro de la humanidad desde una de las historias pioneras sobre viajes en el tiempo (se publicó en 1895), que servía de colofón a una de las décadas más interesantes, fructíferas e innovadoras en la historia de la ciencia-ficción.

Rod Taylor interpreta a H.G. Welles (en honor al autor de la novela), inventor que ha creado una máquina con la que, partiendo de la Inglaterra de 1899, viajará por diversas épocas hacia el futuro (incluyendo un apocalipsis nuclear) hasta aterrizar en el año 802.701, donde la sociedad se divide entre los afables Eloi y los monstruosos Morlocks.

El film se ve con facilidad gracias a ese carisma vibrante, un tanto ingenuo (sin paradojas temporales) y repleto de sentido del espectáculo que caracterizaba a las grandes obras del entretenimiento de los años 50; su viva narración, una infinidad de detalles freaks que se han convertido en iconos culturales (los morlocks, esa victoriana máquina del tiempo diseñada por Bill Ferrari, …) y un espíritu de serie B tan falto de pretensiones como abierto a diferentes lecturas. A su valor como parábola sociológica sobre como el espíritu humano va llevando a la sociedad al colapso y a la guerra y su calidad como pieza fundamental de la ciencia-ficción, hay que añadir la perspectiva histórica, desde la que H.G. Wells interpretó, a veces muy certeramente, el futuro, desde el inminente siglo XX hasta el lejano año 802.701 para el que ya no había muchas esperanzas de conservar la estructura social ‘civilizada’.

 

– Para todos los aficionados al cine de viajes en el tiempo que aún no hayan visto esta pionera.

– Imprescindible para los coleccionistas de las películas más referenciadas de la historia.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies