CINEBLOG.NET

 

Larry Clark - 1995 - 'Kids'El debut cinematográfico del fotógrafo Larry Clark (“Al final del edén”, 1998, “Bully”, 2001, o “Ken Park”, 2002) es una desoladora, pesimista y privilegiada (por su cercanía) visión de la sociedad a través de diversos adolescentes que disfrutan de un día en Nueva York bebiendo, fumando, esnifando, follando, robando y peleándose. El guión de un jovencísimo (22 años) Harmony Korine (director de “Gummo”, 1997, o “Spring Breakers”, 2012) ve en el SIDA la personificación de un futuro incierto pero abocado de alguna manera a la perdición; planea sobre estos personajes hedonistas que viven al margen del bien y el mal con una crudeza y un realismo casi documental que no deja indiferente a nadie. Al igual que con su libro de fotografías “Tulsa” (que muestra a jóvenes de su ciudad natal armados, pinchándose o practicando sexo), Larry Clark, 40 años después, intenta mostrarnos el lado oculto del sueño americano encarnado en una juventud falta de valores.

Telly (perfecto Leo Fitzpatrick en su primer papel) es un chico de 17 años aficionado con desvirgar niñas, siempre sin condón. Junto a su descerebrado amigo Casper (el fallecido Justin Pierce), recorrerá la ciudad durante el día. Por otro lado, Jennie (Chloë Sevigny), que solo se ha acostado con Telly, descubre que es seropositiva; y decide buscar a Telly para que no contagie a nadie más.

El film causó polémica debido a la falta de moralismos con respecto al sexo, la violencia y las drogas (lo que propicia algunas escenas verdaderamente duras como la trifulca en el parque o el encuentro final entre Casper y Jennie); a un punto de vista neutral que desafiaba el esquema narrativo habitual con un final escalofriante y una serie de secuencias que parecen sacadas de la video cámara de uno de los asistentes. Larry Clark puso su adolescencia eterna al servicio de la historia de Korine (que plasmó el mundo que lo rodeaba con cariño pero también con miedo); y entre ambos supieron enseñarnos esta suburbial tragedia moderna desde dentro, como documentalistas que se integran entre los gorilas. Excelente la elección de actores no profesionales entre los que encontramos a unas primerizas Rosario Dawson y Chloë Sevigny.

 

– Para cualquier fan del subgénero ‘jóvenes-y-drogas’ de calidad.

– Imprescindible para los buscadores de realidad sin cortapisas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies