CINEBLOG.NET

 

Duncan Jones - 2009 - 'Moon'El debut en la dirección del hijo de David Bowie, Duncan Jones (“Código fuente”, 2011, o “Warcraft”, 2016), es un ingenioso ejercicio conceptual de ciencia-ficcion sin artificios (estéticos y visuales, pues el guión si que está lleno de trampas argumentales); repleto de elementos cinéfilos y cargado de existencialismo a propósito de clones e inteligencia artificial. Gracias a sus estimulantes ideas acerca de los grandes tópicos de la ciencia-ficción y a su lograda e inquietante atmósfera, “Moon” se revela como una pequeña joya, virtuosa y optimista, del cine claustrofóbico-futurista-filosófico (donde podríamos incluir “Naves Misteriosas”, 1972, “Saturno 3”, 1980, o “Atmósfera Cero”, 1981), con una excelente interpretación múltiple de Sam Rockwell y una puesta en escena que remite a “2001: Una odisea del espacio” (1968) o “Alien, el 8º pasajero” (1979). Una nueva demostración de que la ciencia-ficción es una herramienta perfecta para hablar de la condición humana.

Durante tres años, Sam Bell (Sam Rockwell) ha estado aislado de la humanidad en una base lunar de la empresa minera Lunar Industries Ltd. Su única compañía era un ordenador inteligente llamado GERTY que hacía las veces de asistente en sus quehaceres diarios. Cuando le queda poco para volver con su mujer y con su hija a La Tierra, algo parece ocurrirse, no se siente bien y comienza a ver cosas extrañas.

“Moon” explora las fronteras entre lo natural y lo artificial, entre lo real y lo inventado, entre lo inefablemente humano y lo programado; y lo hace desde el bando habitual del cine de ciencia-ficción, el que termina equiparando al ser humano con las máquinas (u otras entidades artificiales), las cuales suelen merecer el pleno derecho de ser tratadas como personas por su adquisición de emociones y otras características que se suponían exclusivas de la humanidad. La dramática partitura de Clint Mansell (autor de la célebre banda sonora de “Réquiem por un sueño”, 2000, de Darren Aronofsky) potencia el dramatismo de esta pesadilla existencial vocacionalmente retro que, a pesar de ciertas inconsistencias en la trama, ya forma parte de las imprescindibles de la ciencia-ficción.

 

– Para los que están hartos de que la ciencia-ficción venga acompañada de grandes escenas de acción y explosiones.

– Imprescindibles para cualquier amante de la ciencia-ficción.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies