CINEBLOG.NET

 

Andrew Jarecki - 2003 - 'Capturing the Friedmans'En su debut cinematográfico (como director y productor), Andrew Jarecki nos acerca a la pesadillesca historia de la familia Friedman, uno de esos relatos que te ponen alerta acerca del mundo en el que vivimos. Arnold (el padre) y Jesse Friedman (hijo menor) fueron acusados de múltiples abusos sexuales en los años 80 y fueron aplastados por el sistema legal y los medios de comunicación del momento. El documental relata los hechos como una parábola de la descomposición de los valores auténticos y las oscuras perspectivas de un mundo guiado por intereses económicos. La gran cantidad de videos caseros de los Friedman ayudan a entender a una familia de aspecto totalmente normal junto a imágenes de archivo o entrevistas actuales. “Capturing the Friedman” también sabe mantener la intriga con respecto a la culpabilidad de los acusados, utilizando ciertos recursos del cine no documental.

Todo comienza cuando el Servicio Postal Estadounidense requisó una revista con pornografía infantil mandada desde Holanda. En un registro policial en casa de la familia Friedman, que se dedicaba a dar clases particulares de informática, se encuentran muchas otras revistas, por lo cual detienen al padre y al hijo mayor. La investigación sacó a la luz una serie de bizarros abusos relatados por los propios niños… pero no todo es lo que parece.

A Jarecki parece importarle poco si los Friedman son culpables o no, su foco se centra en como la sociedad trata a esa familia que simplemente ha sido acusada (la ‘presunción de inocencia’ queda como un mero formalismo judicial ante las ansias del pueblo de odiar a alguien); remitiendo a la cruel situación que se daría si esas personas fueran inocentes (en un país en el que se estima que el 4,1% de los condenados a muerte son errores judiciales). Así, Jarecki construye un retrato de la sociedad como una jauría hambrienta de carnaza, a la vez que reflexiona sobre la relatividad de la verdad. Un film complejo y ambiguo, que trasciende la mera investigación policial para profundizar en el carácter esquivo de la verdad y en la perversión que acompaña a la alienación social.

 

– Para coleccionistas de los mejores documentales de la historia.

– Imprescindible para amantes de la crónica judicial con trasfondo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies