CINEBLOG.NET

 

Steven Spielberg - 1985 - 'El color púrpura'Con films como “Tiburón” (1975), “En busca del arca perdida” (1981) o “E.T. El extraterreste” (1982), Steven Spielberg se había convertido en el director más taquillero de Hollywood, una garantía de calidad para el público ávido de evasión a base de fantasía, aventuras y ciencia-ficción. El siguiente paso del director fue “El color púrpura”, un emocionante e impecable intento de meterse a la crítica en el bolsillo con un duro drama sureño en el que se tratan temas tan peliagudos como el machismo, la pobreza o el racismo con sensibilidad y valentía (al menos para ser una producción hollywoodiense). Spielberg construyó una historia con alma de clásico (sobre la novela homónima de Alice Walker), en la que la cálida fotografía de Allen Daviau, la impresionante banda sonora de Quincy Jones, la cuidada reconstrucción histórica y el impagable reparto redondean una perfeccionista puesta en escena en un conjunto que aún siendo irregular (tal vez son demasiado obvias las intenciones de Spielberg) puede considerarse una de las mejores películas de los 80.

Ambientada a comienzos del siglo XX, “El color púrpura” nos cuenta la historia de Celie (Whoopi Goldberg), una joven de 14 años embarazada de su propio padre. Celie será obligada a casarse con Albert Johnson (un terrorífico e impresionante Danny Glover), un viudo que la tratará como a una esclava.

La película volvió a ser un éxito de público pero, aunque la crítica no la trató mal, Spielberg no consiguió convencer a los acartonados académicos; y a pesar de lograr 11 nominaciones al Oscar (entre las que no se contaba la de mejor director) no ganó ninguna estatuilla (decidieron premiar a una superproducción algo más convencional, pero de una calidad indudable: “Memorias de África” de Sydney Pollack). Puede que “El color púrpura” idealice estéticamente la historia o que el guión del irregular Menno Meyjes se mueva a veces a trompicones, pero su calidad cinematográfica (y artística) y sus buenas intenciones (es toda una lección de valores humanos) hacen imprescindible su visionado.

 

– Para interesados en la historia reciente de EE.UU.

– Imprescindible para los que ya confiaban en Spielberg antes de “La lista de Schindler”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies