CINEBLOG.NET

 

Alan Parker - 1978 - 'El Expreso de Medianoche'Duro e impactante drama penitenciario biográfico basado en el libro del propio Bill Hayes (interpretado en el film por el fallecido Brad Davis: en 1985 descubrió que tenía Sida y falleció 6 años después) que un aún inexperto Alan Parker (“Pink Floyd The Wall”, 1982, “Arde Mississippi”, 1988, “Los Commitments”, 1991) convirtió en un éxito de público y taquilla gracias a sus efectivas dotes para componer un desgarrador retrato de la impotencia y la desesperación. Las vejaciones y las miserias varias que Bill Hayes pasa en una cárcel turca se intensifican gracias a una lograda escenificación, a la inclusión de temas polémicos como la homosexualidad o la drogadicción (Oliver Stone logró el Oscar por el desgarrador y polémico guión), a una impresionante interpretación de Brad Davis y a una banda sonora de Giorgio Moroder que resuena en nuestras cabezas días después de haber visto el film.

En los años 70, el estadounidense Bill Hayes (Brad Davis) es detenido en el aeropuerto de Estambul con hachís cuando se disponía a regresar a su país. Es condenado a cuatro años de prisión en una cárcel en la que tendrá que pasar por humillaciones en unas condiciones deplorables de miseria, suciedad y corrupción. Allí conocerá a Max (John Hurt) y a Jimmy (Randy Quaid), un inglés y un americano que le enseñarán como sobrevivir entre rejas.

A pesar de que cierto sector de la crítica se apresuró a denostar el film por el negativa visión que da de Turquía en contraposición con la humanidad con la que es tratado el protagonista (que al fin y al cabo ha cometido el delito). Pero esa especie de caricatura cruel del sistema judicial y penitenciario turco no es más que un recurso con el que conseguir la sensación de estar descendiendo a los infiernos, desde lo kafkiano hasta lo existencial. El joven Oliver Stone trata con contundencia y afán crítico muchos de los temas candentes de los años 70; la política de Nixon o el final del sueño idealista de la juventud de los 60, así como el miedo recurrente de los estadounidenses a los externo, lo diferente o lo árabe.

 

– Para los que no tengan miedo a un poco de efectismo a cambio de buenas dosis de acción y descenso a los infiernos.

– Imprescindible para los amantes del buen cine 100% 70’s.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies