CINEBLOG.NET

 

Joy Batchelor & John Halas - 1954 - 'Rebelión en la granja'Siempre comprometidos con la animación adulta (premiados en festivales como Locarno, Montreal o Zagreb y nominados al Oscar en 1964 por “Automanía 2000”), el matrimonio Bachelor/Halas hizo un esfuerzo titánico para alejarse, con el primer largometraje de animación británico, de la cursilería Disney y mantener intacto todo el espíritu de sátira política cargada de ironía y mala leche que contenía la novela de George Orwell (el cual confeccionó una alegoría crítica acerca de la traición a los ideales de la Revolución Rusa bajo el gobierno de Joseph Stalin). Los distintos animales (no antropoforfizados) representan los distintos papeles del hombre frente a un estado autoritario (como los terroríficos perros que actúan de ejército) en este cáustico film sobre la corrupción del poder que escandalizó en su momento por la crudeza de ciertas secuencias (los padres llevaban a sus hijos a ver una película de dibujos pensando en otra cosa) y que poco a poco se ha erigido como una de las más destacables muestras de cine de animación europeo.

En la Inglaterra de los años 50 los animales de una granja se alían para expulsar a los granjeros. Pero las ilusiones de los animales se tornarán en decepción cuando los cerdos (liderados por el totalitario Napoleón) toman el poder y comienzan a comportarse igual de cruelmente que los seres humanos, creando una dictadura despótica y represiva.

“Rebelión en la granja” consigue transportarnos de manera amena e inteligente, con una más que aceptable animación y un buen trabajo de puesta en escena (con planos y encuadres llenos de intención), a una fábula libertaria en la que se pone en duda la fidelidad de cualquier poder establecido; en la que se nos habla de cómo los ideales se convierten poco a poco en egoísmo e individualismo cuando se tiene el mando (con lo que podríamos considerarla una apología del sistema anarquista que aboga por una descentralización del poder). Bachelor y Halas crearon una compleja, pesimista y oscura crítica al autoritarismo, pero también una joya cinematográfica para todos los públicos que dignifica los tan denostados ‘dibujos animados’.

 

– Para amantes de las fábulas adultas.

– Imprescindible para interesados en el cine de animación con concepto.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies