CINEBLOG.NET

 

Jirí Menzel - 1966 - 'Trenes rigurosamente vigilados'La que es probablemente la película más importante del cine checoslovaco supuso el debut en el largometraje de Jirí Menzel (“Mi dulce pueblecito”, 1985, “Yo serví al rey de Inglaterra”, 2006), una de las cabezas visibles de la Nueva Ola Checa (Milos Forman, Ivan Passer o Ján Kadár). Como característico de esta airada y vanguardista corriente cinematográfica, “Trenes rigurosamente vigilados” intentaba concienciar al espectador checo de las injusticias y la opresión que recibían por parte del gobierno comunista; lo que también sirvió a través de su repercusión en festivales internacionales como llamada de atención más allá de la influencia soviética (este período aperturista acabó en 1968 cuando la URSS invadió Checoslovaquia). Menzel construye una comedia atípica, sarcástica y simbólica, con la que desarrollar temas como el sexo o la pérdida de la inocencia como parábola del desencanto de su generación.

El film nos cuenta la historia de Milos Hrma (Václav Neckár), un joven que que trabaja en una estación de ferrocarriles checoslovaca a finales de la II Guerra Mundial, durante la ocupación alemana del país. Milos pertenece a una estirpe de cobardes y perdedores, así que cuando el responsable local de los trenes, simpatizante nazi, le encarga vigilar algunos importantes para el III Reich; ve la oportunidad de redimir a toda su familia.

Basándose en la novela de Bohumil Hrabal (al que el director ha adaptado en una decena de ocasiones) Menzel relativiza los mitos sociales alrededor del heroísmo, el bien y el mal (el film está ambientado en febrero de 1945, cuando la II Guerra Mundial aún no había terminado), siempre desde un punto de vista humanista e irónico. La estimulante mezcla de humor satírico (bordeando a veces el absurdo), provocación política, una narración sencilla y amena, erotismo jocoso y esos simbolismos, habituales en el cine soviético (la preocupación por su virilidad o los trenes que pasan) lograron que este film iniciático, de descubrimiento del mundo y de despertar sexual, se hiciese con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

 

– Para amantes de las vanguardias cinematográficas europeas.

– Imprescindible para cinéfilos interesados en la historia reciente europea.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies