CINEBLOG.NET

 

Curtis Hanson - 2002 - '8 millas'Inspirándose en las primeras peripecias de Eminem (que además protagoniza el film) en el mundo del rap, el guionista Scott Silver (director de esa reivindicable joya del cine independiente de los 90 que fue “Johns”, 1996), confeccionó una historia típica pero contundente; que gracias al saber hacer de Curtis Hanson (“La mano que mece la cuna”, 1992, “L.A. Confidential”, 1997, o “Jóvenes prodigiosos”, 2000), a su gran manejo de la tensión cinematográfica y los ambientes enfermizos; y a la arrolladora personalidad del rapero blanco más famoso de la historia (y a su música, claro); consigue desmarcarse de la mediocridad de decenas de films con intenciones similares. Con una premisa argumental que nos recuerda a “Rocky” (John G. Avildsen, 1976), por su condición de cine social realista y su reflexión sobre la superación de barreras para lograr el triunfo (para escalar clases sociales), “8 millas” logra erigirse como una de las mejores películas sobre hip-hop de la historia (y la primera que logró un Oscar a la mejor canción para este género).

Jimmy ‘B-Rabbit’ Smith (Eminem) es un joven de Detroit atrapado en un trabajo que odia y con el que tiene que mantener a su familia, compuesta ñpor una madre alcohólica (Kim Basinger), su hermana y el problemático novio de esta (Michael Shannon). Pero Jimmy, lo que en realidad mejor hace es rap, aunque sus primeras experiencias en una competición de freestyle lo hacen plantearselo mejor.

Aunque Curtis Hanson sabe manejarse bien con el material del que dispone, lo cierto es que son las ingeniosas competiciones dialécticas las que logran elevar el interés por este sólido drama musical que trasciende el mero producto publicitario para explotar la fama de Eminem (nada que ver con tonterías como “Crossroads”, 2002, de Tamra Davis, a mayor gloria de Britney Spears, o “Get Rich or Die Tryin'”, 2005, de Jim Sheridan, con la que 50 Cent debutó en el cine). No estamos ante una película para raperos, no es cine de género, ni un mero póster en movimiento; aún con sus fallos “8 millas” es un digno homenaje a algunos de los más loables clichés de la cultura moderna.

 

– Para amantes de los dramas suburbiales de superación.

– Imprescindible para los que piensan que no hay películas buenas con o sobre raperos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies