CINEBLOG.NET

 

Spike Jonze - 2002 - 'El ladrón de orquídeas'La segunda colaboración entre el director Spike Jonze (“Donde viven los monstruos”, 2009, o “Her”, 2013) y el guionista Charlie Kaufman (autor de los guiones de “Confesiones de una mente peligrosa”, 2002, de George Clooney, u “¡Olvídate de mi!”, 2004, de Michel Gondry) tras el éxito de la sorprendente “Cómo ser John Malkovich” (1999) confirmó a ambos como auténticos renovadores metalingüísticos del medio cinematográfico. Charlie Kaufman fue contratado en 1994 para adaptar el libro de Susan Orlean “El ladrón de orquídeas” y cuando se quedó bloqueado decidió escribir sobre los problemas derivados de esa experiencia. El resultado fue una caleidoscópica historia que se mueve en diversos niveles de realidad, que mezcla géneros con inteligencia (comedia, drama, acción, …) y que reflexiona tanto sobre el proceso de creación artística como sobre la necesidad de experiencias liberadoras y enriquecedoras (tal vez equiparando ambos conceptos).

Charlie Kaufman (Nicolas Cage) es un inseguro guionista que intenta adaptar un libro desestructurado, un libro basado en un articulo, un artículo basado en una engañosa vida real (de un excelente Chris Cooper que logró el Oscar al mejor secundario). La visita de su entusiasta hermano gemelo Donald (claro, Nicolas Cage), el cual quiere aprender a escribir guiones, intensificará su ‘síndrome de la página en blanco’.

A las virguerías narrativas y metacinematográficas (como ese hermano gemelo que se inventa y con el que firma el guión de la película o ese clímax final que parece robado de una película diferente) y la solidez milimétrica del guión de Kaufman, Jonze añade sus maneras posmodernas herederas del videoclip, con recursos cinematográficos en los que juega con la música y la estética; imprimiendo al enrevesado texto un ritmo y un aspecto que el espectador pueda seguir. Posiblemente la más original muestra de cine dentro del cine de la historia, en la que propone el bloqueo creativo como símbolo de la vida, como detonante de la pasión por vivir, como metáfora de la complejidad de interpretar el mundo que nos rodea y nuestro papel en el mismo.

 

– Para todo aquel al que le gusten las muñecas rusas en el cine inteligente.

– Imprescindible para los que gusten de una buena mezcolanza de géneros servidos fríos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies