CINEBLOG.NET

 

Wong Kar-Wai - 1994 - 'Chungking Express'Aunque parezca mentira, el director de estilizados melodramas como “Deseando amar” (2000) o “2046” (2004) aterrizó en Occidente de la mano de Quentin Tarantino; y fue con este díptico sobre la soledad humana, que poco o nada tenía que ver con el director de “Pulp Fiction”. Dos historias de encuentros y desencuentros en Hong Kong, protagonizadas por dos policías que se pasean cual fantasmas entre el bullicio, entre planos lentos y deslumbrantes aportes estéticos que dejaban ver la categoría cinematográfica de Wong Kar-Wai, sus referencias (de Jean-Luc Godard a John Cassavetes) y sus preferencias (ese romanticismo que parece fuera de lugar en un mundo como el que vivimos). El film mezcla drama, romance, comedia y cierta trama policíaca con energía y naturalidad (a ritmo de mñusica electrónica y pop rock clásico), reflexionando sobre la soledad entre la multitud, la soledad en una ciudad abarrotada como Hong Kong, sobre el amor verdadero y la imposibilidad de alcanzarlo, la imposibilidad de superar esa soledad que al fin y al cabo forma parte de nuestro ser.

En la primera historia conocemos al agente Qiwu (Takeshi Kaneshiro), recientemente abandonado por su novia, que se da un plazo para superar la ruptura. A la vez, una misteriosa rubia (Brigitte Lin) intenta encontrar un cargamento de cocaína. En la segunda, el agente 663 (Tony Leung) conoce a Faye (Faye Wong), la cual se enamora de el e intenta con extraños medios que supere una reciente ruptura.

“Chungking Express” fue la manera en que Kar-Wai se quitó de encima la intensa épica medieval de acción y artes marciales de “Ashes of Time” (film que terminó de montar tras rodar este), acercándose a una historia más sencilla (argumental y técnicamente) y contemporánea, con la que el público podía empatizar mejor. La numerología, el paso del tiempo, la evasión de la realidad, el amor por lo trivial, el animismo oriental, el interés por los jóvenes valores del mundo contemporáneo y una melancolía en cierto modo optimista, se dan la mano en esta joya responsable en parte de que el cine oriental invadiera las salas de todo el mundo.

 

– Para todo el que guste de los dramas urbanos intimistas.

– Imprescindible para los amantes del cine oriental.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies