CINEBLOG.NET

 

078 - Ishirô Honda - 1954 - 'Japón bajo el terror del monstruo'La fiebre de la ciencia-ficción y el terror que conquistó el cine hollywoodiense durante los años 50 también se extendió por Japón (no por casualidad, era el lugar donde se había materializado la amenaza nuclear). Pero en vez de centrarse en viajes al espacio o invasiones extraterrestres, el peligro que protagonizaba el film del venerado Ishirô Honda (“Mothra”, 1961, “Godzilla contra los monstruos”, 1964, o “Invasión extraterrestre”, 1968) provenía de las profundidades del mar: un reptil gigantesto con aspecto de dinosaurio bípedo, llamado Godzilla, revivido por inconscientes pruebas atómicas (igual que su precedente estadounidense, “El monstruo de tiempos remotos”, 1953, de Eugène Lourié) que se convertiría en un auténtico icono cinematográfico (solo en en Japón ha aparecido en casi una treintena de títulos) y daría lugar a todo un género (el ‘kaiju’). “Japón bajo el terror del monstruo” toma la forma de un entretenido y pionero thriller de catástrofes donde la ciencia-ficción actúa como detonante del pánico y el horror.

Extraños sucesos relacionados con la desaparición de diversos barcos cerca de una isla japonesa ponen en alerta a la población de la zona, a la que llegan periodistas e investigadores. Los pescadores ancianos atribuyen los hechos a Godzilla, un monstruo mitológico al que los antiguos nativos veneraban y realizaban sacrificios.

Aunque no termina de quedar claro si este monstruo, interpretado por un tipo con disfraz que destroza maquetas (la animación ‘stop motion’ resultaba muy cara), es producto o no de la contaminación nuclear, lo que si está claro es que Godzilla (inspirado por “King Kong”, 1933, de Merian C. Cooper & Ernest B. Schoedsack) es un símbolo de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki (imparable, impredecible y terriblemente destructivo), del miedo de la población nipona a ‘la bomba’ en un época donde la sombra de la Guerra Fría planeaba por todo el planeta. Pero además Godzilla es también un ajuste de cuentas de la Naturaleza para con el ser humano, el cual se ha dignado a crear y a usar algo tan letal como la bomba atómica.

 

– Para interesados en los orígenes de este icono cinematográfico.

– Imprescindible para amantes del entrañable cine de ciencia-ficción de los años 50.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies