CINEBLOG.NET

 

Terry Zwigoff - 2001 - 'Ghost World'Siete años después de su excelente documental sobre Robert Crumb (“Crumb”, 1994), el poco prolífico Terry Zwigoff (“Bad Santa”, 2003, o “El arte de estrangular”, 2006) vuelve al mundo del comic adaptando esta obra de Daniel Clowes sobre el siempre difícil paso a la edad adulta. Ácida comedia dramática, con banda sonora de gourmet, con la que Zwigoff y Clowes (que también coescribe el guión) nos sumergen en el cliché de la deriva existencial post-adolescente por medio de una serie de personajes sin rumbo (excelente Steve Buscemi, trasunto del mismo Crumb, de Harvey Peckar o incluso de Zwigoff) intentando encontrar su lugar en un mundo que no les resulta muy acogedor.  La angustia existencial bajo la aséptica e impersonal mirada de Clowes se vuelve melancólica y fría de la mano de un Zwigoff siempre tan interesado en meter el dedo en la llaga de las miserias humanas como en reflexionar sobre la convivencia de las personas con el arte y la poco ortodoxa creación de este.

Enid (Thora Birch) y Rebecca (Scarlett Johansson) son dos amigas que acaban de terminar el instituto y no tienen claro qué quieren hacer con sus vidas. Enid conoce a Seymour (Steve Buscemi), un tipo solitario, bastante mayor que ella, se dedica a coleccionar discos; esto y otras cosas harán que Enid y Rebecca estén cada vez más distantes.

La existencia como un doloroso viaje hacia el vacío que las protagonistas encaran de manera distinta, una adaptándose a las convenciones sociales en la medida de lo posible y otra dejándose llevar por cierto hedonismo nihilista (que se materializa en ese apocado compulsivo, pero también necesitado de cariño, con cara de Steve Buscemi). Pero esto no significa que el film sea pesimista; “Ghost World” es humanista, naturalista y sensible, una compleja reflexión sobre la relación que tenemos con ese ‘mundo fantasma baudrillardiano’ que no concuerda con lo que en el realidad queríamos hacer, sobre ese mundo de apariencias y como este nos aliena, obligándonos a tomar decisiones que terminarán por convertirnos en mediocres ciudadanos adormecidos para beneficio de unos pocos.

 

– Para todos los que gusten de los dramas freak-existenciales.

– Imprescindible para los amantes de las adaptaciones de comics de autor.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies