CINEBLOG.NET

 

Catherine Hardwicke - 2005 - 'Los amos de Dogtown'Después de casi dos décadas como una de las figuras más importantes del skate (en 1976, con 19 años, ya fue considerado el mejor skater profesional de EE.UU.), Stacy Peralta, decidió dedicarse a la realización televisiva durante los años 90. Esta experiencia lo llevó ya en el siglo XXI a dirigir documentales tan interesantes como “Dogtown and Z-Boys” (2001) o “Riding Giants” (2004), en torno al mundo del skate y del surf. El guión de “Los amos de Dogtown” es su única incursión en el cine de ficción; un drama juvenil autobiográfico que recrea con pasión y emoción el nacimiento del skate moderno y que además volvió a demostrar la buena mano que tenía su directora Catherine Hardwicke (“Thirteen”, 2003, o “Crepúsculo”, 2008) poniendo en imágenes las angustias y los sueños de la adolescencia. Todo enriquecido con cierto aire de cine social, un típico (pero muy interesante) argumento de ‘jovenes-de-barrio-que-sueñan-con-triunfar’, buenas interpretaciones y una gran banda sonora.

A principios de los 70, un grupo de jóvenes se dedican a hacer surf y skate en un empobrecido barrio de Los Angeles. Las vidas de estos jóvenes cambiará cuando Skip Engblom (estupendo Heath Ledger), dueño de una tienda de surf, decida crear un equipo para promocionarse: los Z-Boys; que pronto se convertirán en grandes figuras del emergente deporte.

Film de culto instantáneo considerado la mejor película (de ficción) de la historia en torno al mundo del skate (lejos quedaban joyas ochenteras como “Thrashin'”, 1986, de David Winter); que no solo es una dramatización impecable de las vidas de los Z-Boys (de Stacy Peralta, Jay Adams y Tony Alva, en particular), una sensible oda a la amistad y a los peligros de la fama, sino que también, de una manera más general, es una reflexión sobre la rebeldía, lo alternativo y lo underground que apuesta por el idealismo y la rebelión adolescente como motor para alcanzar nuestros sueños. La perfecta excusa para sumergirse en el fascinante y turbulento surgimiento del skate y de toda esa cultura posmoderna que rechazaba las convenciones establecidas.

 

– Para interesados en las historias de superación.

– Imprescindible para cualquier aficionado a los monopatines.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies