CINEBLOG.NET

 

Brian De Palma - 1996 - 'Mission Impossible'Una de las películas fundacionales del nuevo cine de acción que tomó el relevo al napalm y la chatarra de los 80 a base de efectos digitales y un espíritu de ‘más difícil todavía’ (evolución que podemos ver en la saga de “La jungla de Cristal”) que hoy día ha tomado un caríz casi paródico (con finales que se alargan hasta la extenuación) en los films de superhéroes (por ejemplo). Brian De Palma (“Carrie”, 1976, “El precio del poder”, 1983, o “Los intocables de Eliot Ness”, 1987) demostró que era algo más que un director de cine de suspense con este film de espionaje supervitaminado (basado en la famosa serie de televisión de los 60) que reventó taquillas y fundó una franquicia que aún sigue llenando las arcas de la Paramount. Tal vez no estemos ante una obra maestra (su argumento es farragoso y poco creíble) pero eso no es lo importante para un deslumbrante espectáculo pirotécnico, con escenas inolvidables y la cara bonita de una una estrella de Hollywood en la portada.

Ethan Hunt (Tom Cruise, que también produjo el film) es el líder de un grupo de espías secretos del gobierno que es traicionado y termina huyendo acusado de la muerte de sus compañeros. Así Ethan intentará demostrar su inocencia, para lo que tendrá que entrar en el mismísimo cuartel general de la C.I.A. con la ayuda de un experto en ordenadores (Ving Rhames) y un piloto francés (Jean Reno).

A pesar de contar con guionistas de la talla de Steven Zaillian (“La lista de Schindler”, 1993, de Steven Spielberg), David Koepp (“Atrapado por su pasado”, 1993, de Brian De Palma) o Robert Towne (“Chinatown”, 1974, de Roman Polanski), el director Brian De Palma incluyó una serie de escenas de acción que si bien hicieron las delicias de los amantes de la adrenalina, desconcertaron al público más exigente por su poca pertinencia en la historia. Es de suponer que De Palma tenía en mente un film para disfrutar en el instante, un ‘blockbuster’ hollywoodiense repleto de intriga, persecuciones y explosiones con el que  desmarcarse de casi una década de films con más profundidad pero menos éxito.

 

– Para amantes del cine de acción contemporáneo.

– Imprescindible para interesados en la evolución de la carrera del incombustible Tom Cruise.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies