CINEBLOG.NET

 

Bernardo Bertolucci - 1976 - 'Novecento'Tras el intenso e íntimo ejercicio dramático que supuso “El último tango en París” (1972), el realizador italiano Bernardo Bertolucci volvió por un lado a sus orígenes como director de cine político (“Antes de la revolución”, 1964, o “El conformista”, 1970) y a la vez comenzó a desarrollar ese gusto por la épica grandiosa que culminaría en la exitosa “El último emperador” (1987). Con un gran reparto de estrellas internacionales (Burt Lancaster, Sterling Hayden, Alida Valli, Stefania Sandrelli, Donald Sutherland o Dominique Sanda), la impecable iluminación de Vittorio Storaro o la emocionante partitura de Ennio Morricone, esta superproducción italo-franco-alemana fue concebida por Bertolucci como un homenaje a la historia del comunismo italiano; haciendo un detallado y emotivo recorrido (durante más de 5 horas) por como el ideario socialista va surgiendo en el proletariado italiano y como el fascismo surgió como una especie de respuesta de las clases altas al comunismo.

El film sigue la historia de dos hombres nacidos en 1901: uno, Olmo Dalcò (Gérard Depardieu), es hijo de los trabajadores de una finca; el otro, Alfredo Berlinghieri (Robert De Niro), es nieto del patrón de la finca. De pequeños, los dos niños son amigos a pesar de pertenecer a distintas clases, pero con el tiempo todo cambia. Olmo combatirá en la Guerra Mundial, mientras Alfredo aprende a llevar el negocio familiar.

A pesar de la simpatía obvia de Bertolucci por el ideario de izquierdas, en “Novecento” se muestra un tanto escéptico con respecto al futuro (que el ya estaba viviendo) de una Europa marcada por la guerra y la lucha social (el film termina con la II Guerra Mundial, y con esa ‘muerte de la poesía tras Auschwitz’ que defendía la Escuela de Frankfurt). Pero más allá de su profundo simbolismo, su visión histórica y su complejo tratamiento de temas políticos y sociales; “Novecento” es una obra maestra con personajes creíbles, ciertas dosis de escándalo (fue acusada de obscena y blasfema) y una demostración de la sabiduría cinematográfica (visual, técnica y narrativa) de Bertolucci.

 

– Para amantes de la historia épica de la lucha de clases.

– Imprescindible para historiadores de la izquierda emocional.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies