CINEBLOG.NET

 

087 - Shane Carruth - 2004 - 'Primer'Ya entrado en la treintena y tras haber estudiado matemáticas y trabajado como desarrollador de software informático, Shane Carruth (“Upstream Color”, 2014) convirtió “Primer” en un hiperbólico ‘film de autor’, escribiendo, dirigiendo, produciendo, ocupándose de la fotografía (con una enrarecida sobreexposición que oculta en parte los pocos medios técnicos con los que contaba), del montaje (tardó casi dos años en montarla), de la banda sonora, del casting, del sonido, del diseño de producción, además de protagonizar esta pequña joya de culto de la ciencia-ficción en la que la filosofía, la ciencia, la moral y la psicología se combinan con inteligencia y originalidad. Y es que “Primer” es un ejercicio de realismo, un tanto distanciado) aplicado a los viajes en el tiempo en el que se intenta dar una visión cotidiana de los grandes descubrimientos científicos, despojándolos de cualquier clase de glamour (a lo que también ayuda una fría ambientación repleta de fluorescentes y trajes anodinos); además de profundizar en como los avances científicos afectan a las relaciones de los que los propulsan.

En un barrio periférico de Dallas, cuatro jóvenes ingenieros, que trabajan para una gran empresa, ponen en marcha su propio proyecto, en el cual se centran durante las noches. Tras discutir sobre en qué deberían invertir las ganancias de su negocio, Aaron (Shane Carruth) y Abe (David Sullivan) construyen una máquina para afectar a la gravedad que resulta accidentalmente ser una máquina del tiempo.

Con unos diálogos que a veces se hacen difíciles de seguir debido a la implicación de Carruth con el realismo, unos personajes bastante creíbles y un argumento un tanto incomprensible (lo que consigue crear una premeditada atmósfera de confusión en torno a los viajes en el tiempo) inspirado en las teorías del premio Nobel de Física Richard Feynman; Carruth consigue una declaración a favor de la economía de medios (costó 7.000 dólares), cine independiente resultón, cerebral y friki de oficina, además de una de las mejores muestras de cine de ciencia-ficción analítica y minimalista de los últimos años.

 

– Para todo el que disfruta con lo mucho que se puede hacer con pocos medios.

– Imprescindible para todo director amateur.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies