CINEBLOG.NET

 

Aki Kaurismaki - 2002 - 'Un hombre sin pasado'El calmado, tierno, poético y ligeramente humorístico cine social (normalmente mezclado, como buen cinéfilo, con géneros como el cine negro) del finlandés Aki Kaurismäki (“Ariel”, 1988, “La chica de la fábrica de cerillas”, 1990, o “El Havre”, 2011) tiene en “Un hombre sin pasado” uno de sus máximos exponentes. La clase trabajadora y los parias de la sociedad vuelven a ser los protagonistas de esta historia de pérdida de memoria, personajes estravagantes, romances anodinos y atracos absurdos, empapada de ese gélido humor marca de la casa y esas emociones que se ocultan detrás de rostros impasibles y entristecidos por el frío (aquí la amnesia es la excusa perfecta para la anhedonia). Kaurismäki, con sus miradas y sus silencios, sus pequeñas tragedias, su excéntrico sentido del humor y su angustiosa, pero optimista, reflexión sobre la condición humana, demuestra saber explotar al máximo ese estilo tan personal que lo ha llevado a convertirse en uno de los grandes autores cinematográficos europeos.

Tras llegar en un tren a Helsinki, un hombre (Markku Peltola) es atracado y golpeado. A consecuencia de los golpes pierde la memoria, además de sus documentos, viéndose obligado a comenzar su vida desde la nada; durmiendo en una casa-contenedor y conviviendo con los estratos más pobres de la sociedad.

Esta segunda entrega de su ‘trilogía finlandesa’ (entre “Nubes pasajeras”, 1996, y “Luces del atardecer”, 2006) sigue intentando mostrarnos el lado más desfavorecido de la sociedad, el día a día de los olvidados y los relegados de un mundo dominado por el consumo masivo y las normas antinaturales. Kaurismäki reduce al máximo los elementos necesarios para contar su historia, tanto a nivel visual como formal, así como técnico e interpretativo; logrando un film de una pureza que puede resultar insoportable para los incondicionales del cine más convencional. Y es que “Un hombre sin pasado” puede ser muchas cosas, pero no es una película al uso, es cine independiente de los cánones comerciales, que antepone las relaciones humanas al juego institucional económico, político y laboral.

 

– Para quien no conozca el cine nórdico.

– Imprescindible para ampliar tu universo de nacionalidades fílmicas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies