CINEBLOG.NET

 

- Dave Fleischer - 1933 - 'The Old Man of the Mountain'   (FLEISCHER STUDIOS)

Tras “Minnie the Moocher” (1932) y “Snow-White” (1933), los hermanos Fleischer (Dave en la dirección y Max en la producción) volvieron a combinar la exuberancia sexual de Betty Boop con la energía imparable del cantante de jazz Cab Calloway. Cuando en 1934 el Código Hays de moralidad en el cine coartó la libertad de los creadores cinematográficos con respecto a la violencia, el lenguaje soez o el sexo, los cartoons de Betty Boop se hicieron más recatados y conservadores, desapareciendo de estos las insinuaciones sexuales y los sugerentes ritmos jazzisticos afroamericanos; y convirtiendo a “The Old Man of the Mountain” en uno de los últimos clásicos de Betty Boop como sex symbol sin paliativos, con sus contoneos y su entrañable ingenuidad en estado- Dave Fleischer - 1933 - 'The Old Man of the Mountain'   (FLEISCHER STUDIOS) (2) puro. El argumento es muy sencillo, pero los 7 minutos de duración están impregnados por un estilo siniestro y caricaturesco, cercano al cine de terror más esperpéntico y surrealista (en el que no faltan ingeniosos gags), que iba más allá que cortos de Disney (el gran competidor de los Fleischer) como “Haunted House” (Walt Disney, 1929) o “The Mad Doctor” (David Hand, 1933). Todo un hito del cine de la Gran Depresión, controvertido e innovador (se utilizó un rotoscopio para plasmar en animación los característicos pasos de baile de Cab Calloway), que sigue manteniendo toda su frescura.

- Dave Fleischer - 1933 - 'The Old Man of the Mountain'   (FLEISCHER STUDIOS) (1)Cuando todos los habitantes de un pueblo en el que viven animales (más o menos antropomórficos) deciden huir de sus casas por miedo al ‘hombre viejo de la montaña’, una atrevida Betty Boop, que está de paso (la vemos salir de una casa de huéspedes, lo que da juego a otras interpretaciones), sube hasta la montaña para ver con sus propios ojos a ese ser tan temido. Allí se encuentra a un desquiciado anciano (con la voz y los movimientos de Calloway) que parece más un sátiro, un peligroso delincuente sexual (que utiliza la cerveza como Popeye las espinacas), que un monstruo al uso. Pero más allá de las polémicas reacciones que provoca el atractivo de la protagonista en diversos personajes o que pierda la ropa en plena persecución, “The Old Man of the Mountain” es una influyente joya de la animación cuya sombra se extiende hasta films como “Pesadilla antes de Navidad” (Henry Selick, 1993), cuyo personaje Oogie Boogie homenajea al rol de Cab Calloway.

 

– Para coleccionistas de iconos cinematográficos.
– Imprescindible para amantes del jazz y las big bands de los años 30.

PARA VERLO: https://www.youtube.com/watch?v=SoJkxNa6v14

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies