CINEBLOG.NET

 

011 - Terry Zwigoff - 2003 - 'Bad Santa'A pesar de tratarse de su film más comercial y de los conflictos con Bob y Harvey Weinstein (aún presidentes de Miramax), Terry Zwigoff (“Crumb”, 1994, “Ghost World”, 2001, o “El arte de estrangular”, 2006) consiguió convertir este irreverente y deslenguado cuento de estructura clásica en uno de los más amargos y despiadados golpes al empalagoso espíritu navideño hechos desde el seno de la industria hollywoodiense. Concebida como una versión políticamente incorrecta de clásicos del género como “De ilusión también se vive” (George Seaton, 1947), la película sabe mostrarnos la cara más oscura y pesimista de todos esos buenos sentimientos que a menudo no ocultan más que hipocresía y deseabilidad social. Y es que “Bad Santa” es una comedia (bastante negra, eso si), pero también un relato de ‘descenso a los infiernos’ y un film criminal con ciertas constantes de cine negro (ese desencantado perdedor protagonista); un entretenimiento para los que están hartos de tonterías edulcoradas.

Willie Stokes (Billy Bob Thornton) es un ladrón de poca monta alcohólico y amargado que trabaja como Santa Claus en unos grandes almacenes. Junto a su colega Marcus (Tony Cox), cuando cierren las tiendas en la víspera de Navidad, planean robar. Pero su relación con un niño que cree que es el verdadero Santa Claus y con una camarera fetichista del orondo icono navideño, comenzarán a cambiar las cosas.

El alcoholismo, la homosexualidad, el suicidio, la adicción al sexo o el acoso infantil son algunos de los temas a los que Zwigoff acude con menos amoralidad de la que el habría deseado (lo que deja al film a medio camino del ‘puñetazo en la cara a la falsedad del espíritu navideño’ que podría haber sido), pero con el suficiente acierto y capacidad de ofensa como para incomodar a los que habían puesto el dinero (Miramax era propiedad de la Disney) y entretener al espectador más inconformista durante hora y media. “Bad Santa” no es perfecta, pero es una rareza obscena y subversiva dentro del panorama cinematográfico mainstream con una cuidada selección musical (Chopin, Tchaikovsky, Bizet y clásicos del pop tradicional navideño).

 

– Para buscadores de ‘historias-de-perdedores-en-busca-de-redención’.

– Imprescindible para coleccionistas de cine anti-navideño.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies