CINEBLOG.NET

 

058 - Mamoru Oshii - 1995 - 'Ghost in the Shell'Uno de sus temas más recurrentes de la ciencia-ficción (la inteligencia artificial y todos los dilemas morales y humanos que implica) es el motor de este popular manga para adultos de Masamune Shirow (creador también de “Appleseed”, 1985-89, o “Dominio Tank Police”, 1985) llevado a la gran pantalla por Mamoru Oshii (“Patlabor: La película”, 1989). Llegada a occidente en plena fiebre del anime, “Ghost in the shell” aprovechó el éxito de “Akira” (Katsuhiro Otomo, 1988) y las series japonesas para introducirnos en un mundo futurista, con reminiscancias de “Blade Runner” (Ridley Scott, 1982) o “RoboCop” (Paul Verhoeven, 1987), en el que se desarrolla una deslumbrante historia policíaca en la que podemos reconocer muchas de las constantes de género; un excelente thriller ciberpunk cargado de dilemas filosóficos y repleto de acción trepidante y dudas existenciales que ponen en evidencia la humanidad misma.

El film está ambientado en 2029, en una recargada megalópolis asiática (¿Hong Kong?); y sigue los pasos de Motoko Kusanagi (ciborg con formas femeninas a cargo de operaciones encubiertas de seguridad pública), la cual intenta descubrir la identidad de un hacker conocido como ‘el maestro de las marionetas’.

Al margen de sus secuelas cinematográficas y televisivas, “Ghost in the Shell” es una magistral combinación de técnica impecable (fue pionera en el uso de ‘animación generada digitalmente) y complejidad conceptual, en la que por cada persecución o tiroteo hay una cuestión sobre la que reflexionar. La conciencia artificial, los límites (físicos y morales) de la tecnología, la identidad sexual y de género o lo que significa ser humano (¿qué nos diferencia de una inteligencia artificial?) son algunos de los conceptos que desarrolla este film heredero directo del “Neuromante” de William Gibson (novela considerada uno de los pilares del ciberpunk). Un enrevesado y deslumbrante espectáculo cinematográfico en el que ya tenía mucha importancia un omnipresente internet futurista cuando la red de redes a penas había llegado a nuestros hogares.

 

– Para todos los que quieran adentrarse en un manga fundamental.

– Imprescindible para los amantes de William Gibson y el ciberpunk en general.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies