CINEBLOG.NET

 

94 - Wim Wenders - 1984 - 'Paris, Texas'El realizador de Düsseldorf Wim Wenders (“El amigo americano”, 1977, “El cielo sobre Berlín”, 1987, o “Buena Vista Social Club”, 1999) hizo su particular homenaje al cine americano (por el que siempre había sentido verdadera pasión) con esta producción europea en la que los encuadres y la luz de los paisajes tejanos paridos por Robby Müller se entrelazan con los acordes de guitarra sureña de Ry Cooder (influido por el clásico del blues Blind Willie Johnson), elevando la contemplativa puesta en escena de Wenders a auténtica obra de arte. Una gran cantidad de iconografía sureña (neones, moteles, carreteras solitarias y lineas abandonadas de tren) sirve para el director alemán para hablar de la soledad y la familia, de la búsqueda de raices y la nostalgia. Excelentes actores de rostro curtido como la arena del desierto tejano (Dean Stockwell y Harry Dean Stanton) comparten escenas con la belleza aniñada de Nastassja Kinski, lo que ya de por sí es una especie de indicativo de las intenciones del director alemán: extraer lo bello de esos áridos parajes, lo cuales no tiene por qué ser únicamente externos a la mente humana.

Travis (Harry Dean Stanton) aparece con amnesia cerca de la frontera mexicana. Al parecer hace cuatro años que desapareció y su hermano Walt (Dean Stockwell) tuvo que criar a su hijo cuando este desapareció. Walt recoge a Travis y vuelven a Los Angeles, donde se reencontrará con su hijo cuatro años después.

‘Road movie’ de autor (escrita por el actor y dramaturgo Sam Shephard) que nos muestra un viaje existencial de redención por los desolados paisajes de la cinefilia emocional de Wenders, que se mira en los impresionantes y cuidados planos generales de John Ford (más que eso, el film parece un trasunto de “Centauros del desierto”, 1956) sin dejar de lado esas señas que lo convirtieron en uno de los estandartes del nuevo cine europeo. Su excesivo metraje y su condición de exploración vital, junto a su énfasis en lo visual lo alejaron del gran público pero fueron las armas perfectas para conseguir triunfar en Cannes y convertirse en uno de los hitos del cine alternativo de los 80.

 

– Para todos los que quieran ver una película sobre Estados Unidos desde la perspectiva externa de Wim Wenders.

– Imprescindible para conocer el gusto por la cultura americana de toda una generación cultural europea.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies