CINEBLOG.NET

 

Jack Arnold - 1955 - 'Tarántula'Tras el éxito de “El monstruo de tiempos remotos” (Eugène Lourié, 1953) el cine de terror y ciencia-ficción tardó poco tiempo en llenar las pantallas de los cines de invasores extraterrestres, mutantes asesinos y monstruos gigantescos. El artesano del cine de bajo presupuesto Jack Arnold (“El increíble hombre menguante”, 1957), que ya había puesto su talento al servicio de alienígenas ‘ladrones de cuerpos’ (“Llegó del más allá”, 1953) o iconos del horror de la Universal (“La mujer y el monstruo”, 1954) puso su granito de arena para la glorificación del cine de ‘drive-in’ (de autocines) con este entrañable film de serie B en el que se vuelve a poner en tela de juicio la moralidad de los avances científicos. La combinación de los áridos paisajes del desierto californiano (que remiten a las pruebas nucleares en zonas similares de Arizona, Nuevo Mexico o Nevada) con el miedo ancestral que el hombre tiene a las arañas resulta en una atmósfera de suspense tan previsible como atractiva.

Después de que un científico aparezca muerto en en el desierto de Arizona, cerca de la pequeña ciudad de Desert Rock, el doctor Matt Hastings (John Agar) inicia una investigación que lo llevará a descubrir que una gigantesca araña, producto de unos experimentos con alimentos radioactivos, está sembrando el pánico en la zona.

Vista hoy día, “Tarántula” puede parecer excesivamente ingenua, con demasiadas concesiones al espectador (Esa innecesaria subtrama romántica que desata el incombustible cliché de la damisela en apuros), sin ningún rigor científico, con una trama sencillamente imposible, unos efectos especiales primitivos y unas actuaciones que bordean lo ridículo. Pero lo cierto es que el film de Jack Arnold es un entrañable producto de su época, un ingenioso ejercicio de economía cinematográfica que entretiene (aunque sea con una sonrisa en la boca) además de funcionar como testimonio de la década que instauró la Guerra Fría, la paranoia nuclear y el miedo a la amenaza comunista. No estamos ante una obra maestra del cine, pero seguirá viva mucho más tiempo que algunas que si lo son.

 

– Para aspirantes a hacer una película con poco dinero.

– Imprescindible para amantes del cine de terror y ciencia-ficción de la década dorada del género.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies